Intervención del BCE en el mercado

¿Por qué es tan importante la financiación en dólares?

Billete de 100 dólares.
Billete de 100 dólares.

La intervención del BCE para dar liquidez en dólares a la banca europea ha disparado las Bolsas. Viene a cubrir uno de los flancos del sistema financiero europeo, y por eso sube la Bolsa.

¿En qué consiste la operación?

EL BCE ya ofrece a la banca liquidez ilimitada en euros en subastas a distintos plazos. También ofrece liquidez en dólares a plazos de siete días; ahora ofrecerá dinero a plazos más largos, lo que supone un alivio para las entidades que puedan tener necesidad de dólares.

¿Por qué necesita dólares en la banca europea, y por qué esta necesidad es tan crítica?

Pedir dinero prestado en dólares es simplemente otra forma del sector bancario de captar liquidez, como también lo son los depósitos bancarios tradicionales o la petición del dinero al Banco Central Europeo. Los fondos estadounidenses del mercado monetario son una gran fuente de liquidez a disposición del sistema financiero mundial, y de ahí que entidades que operan principalmente en euros capten dinero de esta forma. Por otra parte, exista o no escasez de dólares en el sistema bancario europeo, el mercado temía que fuese así y eso, de hecho, acaba por generar problemas en el sistema bancario. Prueba de ello es cómo se han disparado los depósitos en el BCE a un día, señal de que la banca quiere tener la caja fuerte repleta por lo que pueda pasar. En la última subasta de dólares, dos entidades pidieron 585 millones.

¿Qué son estos fondos del mercado monetario?

Los fondos del mercado monetario invierten en deuda de entidades de alta calidad (grandes bancos o deuda pública) y de corto plazo. Los bancos dependen de estas inversiones para poder seguir funcionando; sin poder emitir pagarés, quiebran en poco tiempo. Según publicó en agosto el WSJ, las inversiones de estos fondos en Europa son de un billón de dólares.

¿Por qué está la banca gala en el ojo del huracán?

Porque es la más dependiente de este tipo de financiación. Tiene muchas actividades de inversión o préstamo en dólares y depende de la financiación al por mayor en esta divisa.

¿En qué medida es dependiente?

Según Citi, las necesidades de financiación a corto plazo en dólares de Société eran a finales de junio de 72.000 millones de euros, pasando a 60.000 millones a finales de agosto. Eso es el 7% de su financiación total y el 40% de la financiación a corto plazo (en junio era del 50%. BNP y Crédit Agricole dependen en un 4% de la financiación en dólares. Para Société, la financiación procedente de los mercados monetarios era de 25.000 millones. Una cantidad suficiente para provocar un agujero de liquidez importante en caso de tensión.

¿Era este el motivo que hacía caer la Bolsa?

Uno de ellos. O una de las excusas. De hecho el recrudecimiento de la crisis, después de que EE UU salvase la bola de partido del techo de gasto y de que Europa pusiera en marcha el fondo de rescate vino por este lado. El 11 de agosto salieron las primeras noticias sobre el cierre de la financiación a la banca francesa, y los problemas de liquidez de la banca han sido la principal amenaza para que se produjese un nuevo "momento Lehman". Los problemas de Grecia no han hecho sino agravar esta situación.

¿Estaban justificados los temores?

Como dice con cierta sorna el blog Marketbeat del Wall Street Journal, "La banca francesase dispara al conseguir la liquidez que decía no necesitar." La mera existencia de los temores convierte una operación rutinaria (la financiación en dólares) en un factor de riesgo. Es cierto que la banca gala ha sido un flanco débil, pero también es cierto que el mercado y los medios tienden a exagerar. Por ejempo, el último artículo publicado en Wall Street Journal al respecto ha sido firmado por un periodista que jamás ha seguido el sector bancario citando a fuentes anónimas. Publicaciones controvertidas pero influyentes como el blog Zero Hedge, que este viernes lanzó el rumor de la quiebra inmediata de Grecia, han insistido día tras día en los problemas de la banca gala. Probablemente, como ha sucedido con la prima de riesgo española, una situación de debilidad relativa se ha exagerado hasta el extremo (dejando por medio buenos rendimientos para los operadores bajistas) y se ha convertido en peligrosa, obligando a una intervención del BCE. En todo caso, es un hecho que con la financiación en dólares cerrada las perspectivas de la banca europea no eran muy halagüeñas.

¿Se soluciona así el problema?

Quizá este flanco quede cerrado, pero hay muchos abiertos todavía, empezando por Grecia. Y el sistema bancario es extremadamente frágil y sensible a la desconfianza, por lo que mientras persista la tensión en la zona euro podrán rebrotar problemas en el mercado interbancario.