La city

Hamilton nos trajo la tónica

Los amantes del buen gin-tonic lo tienen claro: ginebra premium, rodaja de limón y la mejor tónica, entre ellas Fever-Tree. Lo que pocos saben es que los españoles podemos disfrutar de este refresco gracias al artista y uno de los padres del pop art, Richard Hamilton, fallecido el pasado martes en Reino Unido. El pintor, aficionado a la gastronomía, era asiduo cliente de elBulli. Colaboró en diversos proyectos culinario-artísticos con Ferran Adrià. Un día el chef quiso probar el uso de la tónica en su cocina. Hamilton, aficionado en Reino Unido a Fever-Tree (en su opinión, la mejor del mundo), le trajo a Adrià una botella. El cocinero quedó sorprendido por su aroma y sabor, y no paró hasta conseguir una empresa distribuidora de Fever-Tree en España, International Cooking Concepts.