El tema será eje de las elecciones sindicales fijadas para el 27 de octubre

La plantilla de Iberia exige una decisión urgente sobre la 'low cost' de corto radio

Los sindicatos de Iberia han convertido la exigencia de un pacto inmediato entre Sepla y la dirección sobre la creación de la low cost para corto y medio radio en el eje de la precampaña de las elecciones sindicales del 27 de octubre.

Los sindicatos con mayor representación en Iberia se reúnen estos días con la dirección para conocer los planes de recorte en la operación de largo radio en los próximos meses, que afectará a tres de los 36 grandes aviones de la flota.

El anuncio de este nuevo ajuste se produce en precampaña de las elecciones sindicales, cuya fecha fue fijada ayer para el 27 de octubre. Fuentes de las principales centrales con representación entre los 4.400 tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), Sitcpla y CTA, y los 16.000 trabajadores de tierra, UGT y CC OO, coinciden en su diagnóstico sobre los problemas de la empresa.

La prioridad en este momento es que se logre "un acuerdo inmediato", entre la dirección de compañía y la plantilla de 1.400 pilotos afiliados en el Sepla, sobre la creación de una filial de bajos costes que consiga hacer "rentable y eficiente" la operación de corto radio para alimentar el hub de Madrid-Barajas.

La presión al Sepla y a la dirección centrará la campaña para los comicios

Para los representantes de los trabajadores de tierra y los TCP el ajuste anunciado para el largo radio puede ser una "situación coyuntural provocada por la gravedad de la crisis económica". Por el contrario, la parálisis en la que se encuentran desde enero las conversaciones entre el Sepla y la dirección de Iberia para crear la low cost que dé rentabilidad a los vuelos europeos de aportación de tráfico para el largo radio, "es un asunto clave para la viabilidad de la compañía".

Los sindicatos recuerdan que hace ya casi un año los colectivos de tierra y los TCP firmaron sendos pactos con Iberia "que hacían viable la creación de la low cost". Tales acuerdos facilitaban la contratación de nuevo personal en condiciones más económicas. Además, los trabajadores aceptaban la realización de funciones (tales como la limpieza de los aviones) que hasta entonces estaban contratadas con equipos externos.

A pesar de las facilidades otorgadas por los trabajadores de tierra y por los TCP, en los meses transcurridos la dirección de la compañía y el Sepla no han logrado el punto de encuentro necesario para dar a luz al proyecto de bajos costes. Los sindicatos mencionados han decidido convertir la exigencia de acuerdo entre los pilotos e Iberia en el eje central de su campaña en las elecciones sindicales.

El Sepla, por su parte, ha enviado una circular a sus afiliados en la que se asegura que los destinos que ha decidido dejar de volar Iberia "están en nuestro mercado natural, Sudamérica, y es paradójico comprobar, cómo, mientras nosotros los abandonamos, British Airways aumenta sus vuelos a dichos destinos desde Londres".

Un 10% de delegados menos

La mayor novedad de la convocatoria de elecciones sindicales en Iberia, al menos en esta fase preliminar, consiste en que el número de delegados que se elegirán el próximo 27 octubre es un 10% inferior al de la anterior convocatoria de hace cuatro años. La cifra actual de representantes sindicales en la aerolínea es de 337 y en noviembre quedará reducida a 305. Esta evolución se justifica por un recorte en la misma cuantía de la plantilla de la compañía desde 2007.

Las fuentes sindicales consultadas dijeron que no se esperan grandes cambios en la actual representación "toda vez que las cifras de afiliación han permanecido muy estables". En tierra, el sindicato mayoritario es UGT, con 127 delegados, seguido por CC OO con 101. Entre los tripulantes de cabina de pasajeros, el sindicato con mayor representación es CTA, con nueve delegados, seguido por Stabla con seis y por Sitcpla con cuatro.

En el colectivo de pilotos la hegemonía la mantiene el sindicato Sepla, que tiene 10 de los 11 delegados.