Exige voluntad "colectiva"

Lagarde: el panorama económico es "turbulento y gris"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha reiterado hoy que el "panorama económico se ve gris y turbulento" al entrar "en una nueva fase peligrosa", y señaló que "sin una determinación colectiva, la confianza que el mundo tanto necesita no volverá".

"Creo que existe un camino hacia la recuperación sostenida, pese a que es mucho más angosto que antes y que sigue estrechándose", alertó Lagarde en una conferencia en el Centro Woodrow Wilson, en Washington.

"Para recorrerlo, necesitamos una firme voluntad política en todo el mundo, necesitamos liderazgo en lugar de comportamientos arriesgados, cooperación en lugar de competencia, acciones en lugar de reacciones", apuntó en su primer discurso oficial como directora del FMI, cargo que asumió en julio pasado en sustitución de Dominique Strauss-Kahn.

Describió los problemas de las economías avanzadas que están "aplastadas" por la deuda, especialmente EE UU y Europa, cuyo crecimiento es aún muy débil.

"Existe una gran cantidad de endeudamiento dentro del sistema. Las incertidumbres planean sobre el conjunto de las economías avanzadas, sobre los bancos de Europa y sobre los hogares de EE UU", dijo la ex ministra de Finanzas de Francia.

Lagarde subrayó que la debilidad de las cuentas públicas y el débil crecimiento "se están alimentando mutuamente de manera negativa".

"Este círculo vicioso está ganando fuerza y, francamente, ha sido exacerbado por la indecisión y disfunción política", agregó.

Preguntada sobre la crisis de deuda de Grecia, que amenaza con expandirse en la zona euro, la directora gerente del Fondo aseguró que Atenas ha realizado "progresos" pero debe "avanzar" en el plan de ajuste y reformas estructurales.

También celebró el "fuerte y enérgico" respaldo expresado a Grecia ayer por la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, pese a la delicada situación que enfrenta la economía helena.

Asimismo, Lagarde se felicitó sobre la medida anunciada hoy por el Banco Central Europeo (BCE), en coordinación con la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Nacional Suizo (SNB), de inyectar liquidez en dólares en vista de las tensiones en el mercado de dinero.

"Es justo lo que se necesita. Muestra que van a hacer lo que deben para preservar la estabilidad", afirmó poco después de su intervención en una entrevista con la emisora estadounidense CNBC.

El discurso de Lagarde se produce a apenas una semana de que se celebre la reunión de otoño del Banco Mundial (BM) y el FMI en Washington, donde los organismos multilaterales presentarán sus 'Perspectivas Económicas Globales'.

"Sin acción colectiva y enérgica, hay un riesgo real de que las mayores economías retrocedan en lugar de avanzar", apuntó.

También se refirió a las economías emergentes a quienes instó, sin citar ninguna expresamente, a poner de su parte "aportando la demanda necesaria para reimpulsar la recuperación global".