Cierre de las Bolsas europeas

Otro día con susto incluido

Otro día con susto incluido y es que ya sabíamos que esta semana iba a ser un reto no tanto para los mercados como para los que están detrás de los mismos.

Europa amaneció esta mañana dubitativa pero este estado mental desapareció en cuanto se vertieron a los medios de comunicación comentarios acerca de los famosos eurobonos. El más potente fue el de Durao Barroso en donde decía que estaban estudiando cómo encajarlos dentro de los tratados actuales y que es posible que dentro de poco se presenten opciones sobre esta idea. Los mercados enseguida relacionaron la aparición de estos comentarios explícitos de los eurobonos con el acercamiento rápido a la fecha límite de Grecia para pagar sueldos y pensiones, haciendo desaparecer la presión bajista.

A modo de curiosidad, en las mesas de trading han aparecido datos técnicos de los eurobonos y parece que algún banco grande ha abierto libros. No sabemos si realmente ya existen o simplemente es que ese banco o bancos están creando el producto virtual para poder satisfacer algún tipo de demanda previa a su creación y ya con el tiempo, si es que se hacen realidad, aparecerán los datos técnicos reales.

También teníamos en la recámara la famosa llamada a tres entre Francia, Alemania y Grecia, pero ya los representantes de estos gobiernos nos han dejado claro que una vez producida la conferencia no se va informar a la prensa de contenidos ni de resultados. No obstante, el mercado se queda con que puede ser un posible tirón de orejas fuerte a Grecia que tenga resultados positivos.

Todo esto ha conseguido pasar por encima de las rebajas de rating sobre Societe Generale y Credit Agricole por Moody's, ya que es algo que teníamos encima de la mesa desde primeros de semana. Tampoco se ha hecho caso de la rebaja de rating a cinco comunidades autónomas de España, ya que parece que es algo que se tiene asumido.

El susto más fuerte ha venido ya en la sesión coincidente con Estados Unidos y es que Austria va a tener que retrasar la votación en la Cámara baja de las reformas del EFSF pero es que lo que primero supimos fue que un comité financiero parlamentario había rechazado esta reforma. La alarma fue enorme y el alejamiento de máximos del día también ya que, al tener que aprobar estas reformas cada país, la probabilidad de que uno de ellos de problemas es más alta de lo deseable.

Una vez sabido que la votación se retrasaría hasta octubre, la calma volvió a los mercados y nos fijamos en el retroceso desde niveles importantes en el futuro del Eurostoxx 50 y parece que el susto fue aprovechado para comprar e intentar buscar una rotura al alza, una vez ya centrados en los vencimientos trimestrales del viernes a los que vamos ya disparados.

Dentro de Alemania, el súper sector de automoción y recambios es el que más ha tirado todo el día con cerca del 5% coincidiendo con el salón del automóvil de Francfort en donde se están desvelando nuevos modelos y alianzas entre marcas para reducir costes.

El súper sector bancario ha vuelto a tener otra vez volatilidad de la mano de los bancos franceses, pasando a negativo al final de la sesión europea y volviendo a recuperar al cierre las cifras positivas.

En Estados Unidos hemos conocido las ventas minoristas de agosto y los precios de producción industrial que no han salido buenos y siguen dando un pasito adelante para acercarse a la Reserva Federal y, tras la digestión inicial, es posible que entremos en una fase en donde los malos datos son buenos para el mercado " porque así interviene la FED".