Reacción ante la propuesta

Alemania insiste en su oposición a los eurobonos

El vicecanciller y ministro de Economía de Alemania, Philipp Rösler, insistió hoy en la oposición del Gobierno alemán a los eurobonos, después de que el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, haya dicho que propondrá próximamente opciones para lanzar ese tipo de títulos de deuda.

En una comparecencia de prensa en Roma al término de una reunión con el ministro italiano de Desarrollo Económico, Paolo Romani, Rösler afirmó que su Gobierno concibe el "ataque de los mercados contra Italia" como si fuera a toda la zona euro. "Digo expresamente 'no' a los eurobonos y ésta es la posición del Gobierno federal alemán", indicó el ministro de Economía de Alemania, quien afirmó que la economía italiana es "verdaderamente muy, muy fuerte".

Rösler expresó además su "profundo respeto" por el plan de ajuste presupuestario de unos 54.000 millones de euros del Gobierno de Silvio Berlusconi, que el Parlamento italiano se dispone a aprobar de modo definitivo hoy y que pretende contribuir a alcanzar el objetivo de equilibrio en las cuentas públicas en 2013.

"Este gran e importante plan de ajuste demuestra cómo todos nosotros tenemos interés en garantizar la fuerza y la estabilidad a nuestra moneda, y la disciplina de equilibrio presupuestario es un paso hacia la estabilidad", indicó el vicecanciller alemán.

El ministro de Economía de Alemania habló además de la conferencia telefónica que mantendrán esta tarde, a las 19:00 hora española y tras el cierre de los mercados la canciller alemana, Ángela Merkel, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, y el primer ministro griego, Yorgos Papandréu. Según Rösler, en esa conversación se dará "una clara señal al Gobierno heleno para que ejecute las reformas prometidas", empezando por las privatizaciones.

Estas declaraciones llegan después de que Durao Barroso compareciera hoy ante el pleno del Parlamento Europeo (PE) en Estrasburgo e hiciera un anuncio sobre los eurobonos que fue inmediatamente acogido con optimismo por parte de los mercados bursátiles europeos.

"Confirmo que presentaremos en breve una propuesta con las distintas opciones que existen para la introducción de los eurobonos". Algunas de ellas "conllevan modificar los tratados, otras no", afirmó el presidente de la CE, quien advirtió de que los títulos europeos no serán "la panacea". "Los eurobonos no solucionarán los problemas más urgentes, no harán que Grecia deje de tener que cumplir con sus obligaciones ni hará que el resto de la eurozona deje de implementar reformas", agregó.

Por su parte, Martin Kotthaus, portavoz del ministro de finanzas alemán, también ha señalado que los eurobonos no son una ayuda a la hora de resolver la crisis de deuda. "Los eurobonos son un instrumento que en la situación actual de la eurozona no son considerados por el Gobierno como una ayuda", ha comentado hoy Kotthaus a los periodistas en Berlín.