Renueva su apuesta por Telefónica

Alierta compra opciones sobre 10 millones de títulos de Telefónica en plena caída en Bolsa

César Alierta ha renovado su apuesta por Telefónica. El presidente de la operadora ha adquirido opciones que dan derecho a 10 millones de acciones de la compañía, según los registros de la CNMV. Alierta compró dichas opciones sobre acciones (un total de 100.000) de Telefónica con un precio de 18 euros por título. La fecha límite para ejecutar el canje de las opciones es el 20 de junio de 2014 y la prima de las opciones es de 0,28 euros (la inversión es 2,8 millones de euros). Dicho precio de las acciones implica que el presidente de la operadora ha apostado a que Telefónica va a alcanzar una revalorización próxima al 40% en menos de tres años. Fuentes de la compañía ven en este movimiento una muestra de confianza en el potencial de revalorización de Telefónica (las acciones subieron ayer un 3,1%).

La evolución de los títulos podría considerarse de conservadora. Y es que las acciones de Telefónica, tras las bajadas de los últimos días, cotiza en sus precios mínimos de los últimos cinco años. Actualmente, Alierta posee 4,3 millones de acciones de Telefónica, que suponen el 0,094% del capital.

Pero Alierta no es el único directivo de Telefónica que ha comprado acciones en los últimos días. Ángel Vilá, nuevo director de finanzas y desarrollo corporativo, notificó el 6 de septiembre la adquisición de seis millones de acciones a un precio de 13,31 euros

TELEFÓNICA 2,78 -1,07%

Vivo, marca en Brasil

Por otra parte, Telefónica comercializará todos sus productos y servicios en Brasil con la marca Vivo, procedente de su división de móviles. Esta decisión significará el fin de la marca Telesp, que correspondía a su negocio de telefonía fija en São Paulo (Telecomunicaçoes de São Paulo SA). Telefónica será la marca institucional. La intención de la compañía pasa por que la marca Vivo esté totalmente operativa en todos los negocios al término del primer trimestre de 2012.

Con este movimiento, Telefónica da un paso más en la integración de sus filiales brasileñas Vivo y Telesp, que tuvo como resultado la configuración de una única sociedad filial cotizada.