Caída de costos de los combustibles

El índice de precios a la producción se mantuvo en agosto en EE UU

El índice de precios a la producción (IPP) se mantuvo sin cambios en Estados Unidos en agosto, un mes en el que la caída de costos de los combustibles contrarrestó el incremento en los alimentos.

Según informó el Departamento de Trabajo, la inflación subyacente -Excluidos los precios de alimentos y energía, que son los más volátiles- en el IPP de agosto (índice cero) fue del 0,1 %, el noveno mes consecutivo con un aumento.

En los últimos doce meses los precios de los mayoristas han subido un 6,5 %, y la inflación subyacente ha sido del 2,5%. La Reserva Federal considera este último indicador una señal más clara de las tendencias de inflación a medio plazo.

Los datos muestran que, en general, las empresas han absorbido los precios más altos de los mayoristas, pero los consumidores siguen pagando más por los combustibles y otros bienes aunque los costos se han nivelado en comparación con los primeros meses del año.

El Gobierno informará mañana sobre el índice de precios al consumo (IPC), la medida más amplia de la inflación.

En agosto los precios que los productores pagaron por la energía bajaron, por tercer mes consecutivo, un 1 %.

El precio del gas natural bajó el mes pasado un 6 % y los precios de la gasolina cayeron un 1 %. Aún así los precios de los combustibles fueron en agosto pasado un 16 % más altos que los de un año antes.

El costo de los alimentos subió un 1,1 % en agosto, y ha aumentado un 8,4 % en un año.