Supone un recorte de 54.000 millones de euros

El Parlamento italiano aprueba el plan de ajuste del Gobierno

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha obtenido el apoyo del Parlamento italiano a susometerá a su último plan de austeridad, que comprende un ajuste presupuestario de unos 54.000 millones de euros.

El Gobierno de Silvio Berlusconi ha superado hoy una cuestión de confianza presentada en la Cámara de los Diputados italiana sobre su último plan de ajuste, de unos 54.000 millones de euros, que está previsto que sea aprobado definitivamente por el Parlamento esta misma tarde.

Por 316 votos a favor y 302 en contra, la Cámara Baja italiana ha aprobado la cuestión de confianza presentada ayer por el Ejecutivo, un recurso de urgencia muy utilizado por los Gobiernos de Italia para acelerar la aprobación de las leyes en el Parlamento, ya que permite saltarse el debate de enmiendas.

Este era el primer trámite del día que tenía que superar el Gobierno de Berlusconi y su plan de austeridad antes de que, a partir de las 18:30 horas , los grupos en la Cámara Baja vayan anunciando uno a uno su postura y se vote definitivamente antes de las 20.00 hora local. El texto del plan de ajuste llega sin cambios con respecto al que aprobó el Senado el pasado 7 de septiembre, pero con importantes modificaciones con respecto al que dispuso el Consejo de Ministros el 12 de agosto, después de recibir las exigencias del Banco Central Europeo (BCE).

El plan de ajuste, que pretende contribuir a lograr el equilibrio presupuestario en 2013 y que llega después del de 79.000 millones de euros aprobado el pasado 15 de julio, introduce una subida de un punto porcentual, del 20 al 21 %, del IVA, lo que supondrá una recaudación de 4.000 millones de euros al año. Prevé además, entre otras medidas, un gravamen del 3 % sobre las rentas declaradas que superen los 300.000 euros anuales, lo que afectará solo a 34.000 italianos, según datos del Ministerio de Economía.

El texto también adelanta de 2016 a 2014 la introducción de una medida destinada a retrasar de forma progresiva la edad de jubilación de las mujeres en el sector privado, equiparándola a la de los hombres y pasar así de 60 a 65 años.

Antes del voto de la cuestión de confianza, el portavoz del opositor partido Italia de los Valores (IDV) en la Cámara Baja, Massimo Donadi, ha pedido en el pleno la dimisión de Berlusconi. "Ante la crisis de Grecia, Berlusconi ha huido como un desertor cualquiera, retrasando el momento de meter la mano en las cuentas públicas. Este es el crimen más grave para un hombre de Gobierno, que ha renunciado a gobernar manchando de infamias al Gobierno italiano", ha dicho Donadi.

"Berlusconi es culpable de mentira múltiple para el pueblo italiano cuando hace dos meses había dicho que bajaría los impuestos. Pero el delito más grave del que es políticamente culpable es el vilipendio internacional de la nación italiana", ha dicho. Berlusconi se ha reunido hoy en Roma con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, para informarle del contenido de sus encuentros con las autoridades comunitarias mantenidos ayer.