Por valor de 45.000 millones

Barroso pide a Berlusconi una "rápida" y "rigurosa" aplicación de su plan de ajuste

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha reclamado este martes al primer ministro Silvio Berlusconi, con quien ha mantenido una reunión de trabajo, que aplique su plan de ajuste por valor de 45.000 millones de euros de manera "rápida" y "rigurosa".

Las medidas, que se aprueban este miércoles en el parlamento italiano, "tienen una importancia fundamental para garantizar la confianza en Italia y en la eurozona", ha dicho Barroso en un comunicado.

"Una aplicación rápida, eficaz y rigurosa es absolutamente esencial", ha resaltado el presidente de la Comisión.

Barroso ha celebrado además los planes del Gobierno italiano de inscribir en la Constitución el principio de estabilidad presupuestaria, como ya ha hecho España, y de "hacer más eficientes los niveles de Gobierno en Italia". "Espero que sea posible alcanzar un amplio consenso político sobre estos cambios", ha dicho.

Finalmente, el presidente de la Comisión ha defendido una "mayor profundización de la integración en la eurozona". "Necesitamos reforzar nuestra unión económica y monetaria en tanto que 'unión de estabilidad' y 'unión de crecimiento'", ha señalado.