Pérez Rubalcaba

"Hay que entrar 'a saco' con el fraude fiscal"

El candidato socialista enumeró, en su entrevista a El País, distintas recetas de ahorro de gasto y aumento de ingresos para combatir la actual situación de crisis económica. En el capítulo de ajustes recordó su propuesta de ahorrar 1.000 millones de euros reformando las diputaciones.

Mientras que en el capítulo del aumento de ingresos precisó la necesidad de "entrar a saco con el fraude fiscal, que te da dinero y ensancha la base impositiva".

En segundo lugar, recordó que si gana las elecciones piensa recaudar del orden de otros 1.000 millones de euros creando un nuevo impuesto a los bancos "cuando estén recuperados". En su opinión eso será "cuando acabe la reestructuración. En teoría acaba el 30 de septiembre". Por ello, recalcó su plan de crear este gravamen a la banca en 2012 y tenerlo disponible en el ejercicio siguiente.

De esta forma, Rubalcaba insistió que los 2.400 millones que se obtengan recuperando el impuesto de patrimonio y creando uno nuevo para los bancos se destinarán a combatir el desempleo juvenil que afecta al 46% de esta población. Si bien, esta cantidad podría parecer poca si se tiene en cuenta que sólo en políticas activas para los desempleados y la formación de parados y trabajadores se han destinado este año más de 7.000 millones. Pero Rubalcaba insistió en que será bastante con 2.400 millones que como ya explicó recientemente se usarán par a "forzar" a las empresas a contratar a los universitarios en su primer empleo. Dicho esto descartó por completo que sea necesario flexibilizar más el mercado laboral.

Reacción del PP

Las recetas de Rubalcaba fueron criticadas ayer desde las filas populares al considerar que "son más de lo mismo: más impuestos e incremento de los precios de la energía y la electricidad, lo que reducirá la competitividad del país y de las empresas y garantizará más paro".