Divisas. Entre un franco intervenido y una corona prometedora

El mercado de las divisas no se ha librado de las tensiones que dominan el tablero de las inversiones. El franco suizo, tradicional moneda refugio ante las turbulencias, ha sufrido una fuerte apreciación en los últimos tiempos, fruto de los nervios de los inversores. Esta semana, sin embargo, Suiza ha lanzado un órdago al anunciar que no tolerará un tipo de cambio inferior a 1,20 francos por euro. Aunque muchos seguirán apostando por el franco suizo y será difícil buscarle un relevo como activo refugio, Daniel López Argumedo, experto en la materia de Finagentes, propone otras alternativas. "La corona noruega tiene muy buenas perspectivas, su mercado no es tan líquido, y su Estado ha hecho los deberes y está respaldado por el petróleo", propone.