Tras la venta al liquidador de Marsans

La Junta de Castilla-León afirma que estará "vigilante" con Nueva Rumasa

El consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, ha afirmado que el Gobierno regional se mantendrá con actitud "vigilante" ante el grupo empresarial Nueva Rumasa, cuyo nuevo propietario es Back in Business.

El titular de Economía y Empleo afirmó que existe preocupación por la "nueva deriva" del grupo, cuyas empresas están en crisis, pues "la que no está en concurso de acreedores, está cerca de ello", aunque también ha explicado que esta situación "debe ser respetada por la economía de libre mercado".

Además de mostrar su preocupación por el aspecto "un tanto extraño" de la nueva situación las empresas pertenecientes al citado grupo, también inquieta al Ejecutivo regional el hecho de que "hay mucho empleo y marcas conocidas y emblemáticas" detrás de esas entidades.

Villanueva se expresó así durante su nombramiento como Colegiado de Honor del Colegio Oficial de Agentes Comerciales de Palencia, Valladolid y Segovia, en un acto celebrado este sábado en la Feria de la capital vallisoletana.

El viernes, la familia Ruiz-Mateos formalizó la venta de su grupo Nueva Rumasa a Back in Business, sociedad perteneciente al empresario Angel Cabo, cuyo grupo inversor está especializado en operaciones de adquisición de empresas en situación de insolvencia, como la que el pasado año hizo a través de Posibilitum con la compañía Viajes Marsans.

Mientras Ruiz Mateos consideró que la venta supone un "grave deterioro de su patrimonio", los sindicatos, por contra, valoraron que la familia no tiene "legitimidad" para negociar ninguna operación para vender la empresa.