El PRD cuestiona el acuerdo entre Pemex y Sacyr

Los partidos mexicanos están divididos por el pacto en Repsol

El partido de izquierdas mexicano PRD, ha logrado que el fisco investigue la concertación de la petrolera estatal Pemex y Sacyr en Repsol. Este partido cuestiona la operación frente al PRI y el PAN, en el Gobierno, que la respaldan.

Los tres principales partidos políticos de México están divididos respecto al incremento de la participación de Pemex en el capital de Repsol, donde ha pasado del 4,62% al 9,43%, y el pacto accionarial sellado con Sacyr. Así, el partido de izquierdas PRD cuestiona la operación, mientras el opositor PRI y el gubernamental PAN la defienden.

El senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Pablo Gómez, quien ha obtenido el respaldo de la Cámara alta para pedir a la Secretaría de Hacienda un informe sobre las implicaciones de la operación, señaló que el Gobierno mexicano debe aún "muchas explicaciones" en torno a la compra. La más importante tiene que ver con "la sindicación" del voto de Pemex con el grupo constructor Sacyr, primer accionista de Repsol con el 20%.

"Pemex -señaló- es una empresa estatal que va a subordinar su voto en Repsol a una empresa privada". En su opinión, la función de Pemex es comprar y vender acciones en el mercado, el más crítico con la operación.

REPSOL 14,92 0,85%

En sentido contrario se pronunció el exministro de Energía Francisco Labastida, del Revolucionario Institucional (PRI), quien consideró que reforzar los vínculos Pemex-Repsol "hace sinergia". Además, eventualmente podría permitir a la compañía mexicana "beneficiarse de las modernas tecnologías que Repsol utiliza para perforaciones en aguas profundas".

Para Labastida, huelga hablar sobre si la "españolidad" está salvaguardada con la alianza Pemex-Sacyr, ya que los que primarán van a ser los intereses de la Repsol, y "a Pemex le interesa que a Repsol le vaya bien". Por su parte, Juan Bueno Torio, senador del Partido Acción Nacional en el poder, dijo que Pemex da así un paso en su internacionalización.

Los socios notifican su concertación

Sacyr y Pemex han presentado en los registros de la CNMV una notificación en la que declaran la concertación de un 29,5% del capital de Repsol. Con esta notificación, que se produce después de que Pemex comprara un 4,68% adicional de Repsol a través de su filial PMI Holdings, la petrolera mexicana queda solo pendiente de adquirir un 0,3% para sumar una participación total del 9,8% y cumplir su compromiso con Sacyr, que ya tiene un 20%.

La acción concertada entre los dos socios se desglosa en la actualidad a razón de un 20,01% en poder de Sacyr, un 4,8% de Pemex y un 4,68% de la filial PMI Holdings. En total, Sacyr y Pemex poseen 360,17 millones de acciones de Repsol. El precio al que PMI Holding se hizo con las nuevas acciones oscilan entre los 18,83 y 20,43 euros.

Por otra parte, varios consejeros de Pemex han pedido una reunión extraordinaria del consejo de la compañía para analizar el acuerdo, según aseguró ayer el consejero Héctor Moreira. Un encuentro en el que estaría presente el titular de Energía y consejero presidente de la petrolera, José Antonio Meade.