Lanzará el servicio comercial de 4G en Valencia este año

Orange defiende su compromiso con España en plena tormenta económica

Orange volvió a dejar claro ayer su compromiso con España. En plena tormenta en las Bolsas ante el agravamiento de la crisis, su consejero delegado recordó las fuertes inversiones anunciadas y la reciente compra de espectro. Además, recordó que España es el segundo país para France Télécom.

Jean-Marc Vignolles, consejero delegado de Orange España, quiso enviar ayer un mensaje sobre la posición de su empresa ante el agravamiento de la crisis. En el XXV Encuentro de las Telecomunicaciones de la UIMP en Santander, el directivo dejó claro que la operadora mantiene su compromiso con España. Vignolles afirmó que España es un país clave para France Télécom puesto que es el segundo mercado para el grupo en términos de ingresos por detrás de la propia Francia. "La inversión de 563 millones en nuevas bandas del espectro es la prueba de fuego", dijo.

Dentro de ese compromiso, dijo que Orange ha creado 1.000 nuevos puestos de trabajo dentro del plan de apertura de tiendas propias y de franquicias. Además, recordó las inversiones que la compañía ya ha realizado así como las que va a ejecutar. Vignolles aseguró que la empresa va a acelerar sus planes de inversión en redes.

En este sentido, anunció que Orange va a lanzar los servicios de telefonía móvil 4G en España este año, y Valencia es la ciudad elegida para estrenar esta tecnología. Un movimiento con el que la empresa responde a Telefónica y Vodafone. Vignolles aseguró que su compañía será la primera en lanzar los servicios comerciales con esta tecnología.

Vignolles recordó que España es el segundo país para France Télécom

El directivo explicó que los servicios de 4G bajo la tecnología LTE se lanzarán en Valencia antes de que termine el año. El ejecutivo indicó que se cubrirá todo el núcleo urbano, lo que dará acceso al 4G a un 62% de la población (más de 500.000 habitantes).

La intención de Orange es lanzar los servicios de 4G en Barcelona a principios de 2012, y su objetivo es cubrir el 50% de la población catalana en el primer trimestre del año que viene. Vignolles explicó que en ambas ciudades se cubrirán con LTE los principales centros comerciales, hoteles, estación del AVE y los aeropuertos.

Inicialmente, Orange distribuirá dispositivos de datos para PC tanto entre clientes de empresas como del ámbito residencial. Vignolles descartó pronunciarse sobre cuándo llegarán al mercado smartphones con tecnología 4G, si bien recordó que la mayor parte del tráfico de datos, en la actualidad, procede de dispositivos vinculados a los portátiles. En términos generales, Vignolles dijo que a final de año habrá cerca de 5.000 nodos modernizados capaces de usar 2G, EDGE y 3G.

Acuerdos para compartir redes

Jean-Marc Vignolles comentó que su compañía está negociando acuerdos para compartir infraestructuras con otros operadores en el segmento de la fibra óptica. "Estamos abiertos a acuerdos con compañías que tengan proyectos de inversión", explicó el ejecutivo, quien indicó que ya ha habido encuentros de trabajo. Vignolles, no obstante, no quiso dar nombres sobre los posibles socios, aunque reiteró que "cumplirán con la legislación".

Dentro de los pactos, se incluirían tanto las denominadas infraestructuras horizontales como los propios cableados verticales dentro de los edificios.

Además, Orange señaló que seguirá buscando pactos con operadores neutros, públicos o privados, para extender estos servicios avanzados al mayor número de usuarios posibles.

Vignolles, en cualquier caso, criticó la existencia de barreras para la implantación de fibra óptica, "si no fuera por ellas, en lugar de abrir 100 centrales nuevas como tenemos previsto, podríamos duplicar o triplicar esa cifra", afirmó.