Pide reformas estructurales

El Foro de Davos alerta del débil potencial de crecimiento español

España avanza seis puestos en el ranking de la competitividad mundial pero con un cuadro macroeconómico deteriorado

El Foro Económico Mundial alertó ayer del débil potencial de crecimiento de España en el medio plazo y puso en evidencia la necesidad de aplicar reformas estructurales que cambien el actual tejido económico y productivo del país.

En el informe anual sobre Competitividad Global publicado ayer por el Foro de Davos, España se situó en el trigésimo sexto puesto del ranking, seis posiciones por encima de la clasificación de 2010. Este avance se produjo por "ligeras mejorías en diversas áreas, así como a un deterioro en la competitividad de otras economías que previamente estaban delante". Pese a todo, España sigue lejos del puesto 29 que ocupaba con anterioridad al estallido de la crisis mundial. La lista está encabezada, un año más, por Suiza seguido de Singapur, que sube al segundo puesto, y desbanca a Suecia, que se queda tercero.

A pesar del avance de España en la clasificación, el Foro advirtió del "importante debilitamiento" de la estabilidad del cuadro macroeconómico, en el que cayó desde el puesto 66 en 2010 hasta el 84. Preocupa especialmente los elevados niveles de déficit público (puesto 134 de la lista), deuda (108) y la escasa tasa de ahorro privado (83).

Otra de las debilidades de la economía española, según el FEM, es la "rigidez" del mercado laboral, así como la diferencia entre salarios y productividad, causantes de que España no pudiera adaptarse al escenario de crisis y al estallido de la burbuja inmobiliaria.

Finalmente, el Foro alerta de que la orientación del sistema educativo es "inadecuada", ya que, a pesar de las altas tasas de matriculación, los estudiantes no adquieren las habilidades necesarias para participar en una economía basada en el conocimiento".

Entre los puntos fuertes del país, destacan las infraestructuras y el amplio tamaño del mercado nacional. Al mismo tiempo, destacó el avance en el uso de tecnologías de información y comunicación y su fortaleza inversora en investigación y desarrollo.

BBVA y Funcas, a la baja

Si las perspectivas de la economía española generan dudas en el medio plazo, en el corto no hay más optimismo. El golpe fue doble ayer, ya que en unas pocas horas, Funcas y el BBVA rebajaron las perspectivas de crecimiento de la economía del país. En el caso de Funcas, anunció un crecimiento para este año del 0,7%, dos décimas menos de lo previsto, y del 1% para el próximo, cinco décimas por debajo.

Por su parte, el Observatorio de Estudios del BBVA rebajó la previsión de crecimiento para el tercer trimestre hasta el 0,1%, lo que significaría tres meses de caídas del crecimiento intermensual.