La aerolínea reducirá plantilla si se ralentiza la recuperación económica

Air France baraja el despido de 10.000 empleados además del recorte de gastos

Air France-KLM estudia un recorte de hasta 10.000 puestos de trabajo en caso de que no mejore la recuperación económica, según desveló ayer el rotativo francés Le Figaro. Los posibles despidos no se contabilizan ni en el plan de ahorro de entre 500 y 800 millones de euros ni en la congelación de la contratación, medidas que se anunciaron el lunes.

La mayor aerolínea de Europa se propone llevar a cabo un gran ajuste en su propia estructura. El consejero delegado de Air France-KLM, Pierre-Henri Gourgeon, anunció el lunes un plan de reducción de costes destinado a ahorrar a la compañía entre 500 y 800 millones de euros, contra los 470 indicados en un principio. La medida vendrá acompañada, dijo, de la congelación de las nuevas contrataciones, algo que no cayó bien entre los representantes sindicales.

La compañía, que desveló su plan de austeridad el mismo día que revelaba los 145 millones de euros de pérdidas de su último trimestre, declinó dar más detalles acerca de su plan de ajuste de plantilla, aunque confesó que podría necesitar llevar a cabo más recortes de los previstos. En este contexto, y tras reunirse en dos ocasiones con representantes de Air France, fuentes sindicales revelaron ayer al rotativo francés Le Figaro que la compañía podría recurrir a despedir entre 5.000 y 10.000 trabajadores (de un total de 38.000 que conforman la plantilla del grupo).

Según el responsable sindical citado en la información, la aerolínea optaría por dicho ajuste de plantilla solo "si las economías de los países en los que opera ralentizan su ritmo de recuperación". Los responsables de Air France están decididos a cerrar el ejercicio en positivo, con un beneficio operativo esperado de 25 millones de euros. Así lo estiman también ocho analistas consultados por Bloomberg.

Efecto en el mercado

"Los recortes de costes en Francia siempre han sido complicados", opina un especialista en el sector de las aerolíneas. "Cuando Air France anunció el primer ajuste de coste, el mercado lo tomó como un paso adelante". Aunque la opinión no es unánime. "Creo que el anuncio de recortes presagia malos tiempos para la aerolínea. En mi opinión, deben de haber visto algo desagradable en las reservas", apuntan desde Echelon Research & Advisory.

La Bolsa de París, por su parte, acogió positivamente las nuevas de la aerolínea. Así, el mismo día en que se anunciaron los recortes, los títulos de Air France subieron un 3,9%, hasta los 5,94 euros, mientras que ayer cerró en 5,99 euros, subiendo un 0,79%.

La cifra

38.000 trabajadores conforman la plantilla de la aerolínea, por lo que un recorte de 10.000 empleos supondría eliminar una cuarta parte del total.

Arranca la investigación por el accidente de Venezuela

La Oficina Francesa de Investigación y Análisis (BEA) abrió ayer una investigación sobre un incidente producido en un vuelo operado por Air France que cubría la ruta Caracas-París, puesto que los fallos del avión fueron "similares" a los producidos en el accidente de Río de Janeiro en junio de 2009, en el que fallecieron las 228 personas.

Concretamente, en el incidente venezolano el aparato volaba a 35.000 pies, igual que el avión de Río antes del accidente, y atravesó una zona de "severas turbulencias", lo que motivó una "fuerte variación" en la altitud de la aeronave. Tras ello, se produjo la desconexión del piloto automático, lo mismo que aconteció en el accidente en Brasil, alcanzando una "altitud brutal" para seguidamente descender y "perder fuerza". Desafortunadamente, el piloto del vuelo de Río no pudo controlar el aparato.