Cree que la normativa no se ha adaptado a la crisis económica

Vodafone culpa a la regulación de la caída de ingresos del sector

El presidente de Vodafone España, Francisco Román, cargó ayer con dureza contra la actual regulación del sector de las telecomunicaciones que, en su opinión, ha provocado en torno al 50% del descenso de los ingresos que está sufriendo la industria.

El presidente de Vodafone España, Francisco Román, no quiso pasar inadvertido durante su conferencia en el XXV Encuentro de las Telecomunicaciones de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). El directivo cargó con dureza contra el actual marco regulatorio que tiene el sector en España y se atrevió a dar cifras sobre el impacto que sufre la industria. En su opinión, las medidas regulatorias son culpables de cerca del 50% del descenso de los ingresos del sector de las telecomunicaciones.

Román afirmó que la regulación está intacta pese a la actual crisis económica. Para el directivo, esta ausencia de cambios de adaptación al nuevo marco macroeconómico está lastrando los ingresos del sector, una situación que está afectando de manera negativa a la innovación y que a su vez perjudica a los usuarios. El presidente de Vodafone España reclamó que se establezca un marco estable y transparente que "fomente la inversión de los operadores".

Asimismo, Román pidió a todos los agentes del sector que participen en el esfuerzo inversor necesario para la adaptación a la actual "ola tecnológica" y criticó que solo unos pocos estén invirtiendo en redes mientras que otros se benefician de esas inversiones.

De igual forma, el directivo advirtió de los grandes costes que tienen que asumir los operadores. Román señaló que el 25% de los costes de un operador de telefonía móvil son de gastos procedentes de la subvención de terminales y suponen cifras que van de los 1.600 a los 2.000 millones de euros al año. El ejecutivo cuestionó la racionalidad de este modelo y aseguró que los clientes suelen cambiar de operador habitualmente para acceder a un nuevo móvil.

Román habló también de la necesidad de determinación que debe de tener el sector de las telecos para tener claro el camino a seguir. El ejecutivo destacó el potencial de negocios como los datos y el internet móvil para el conjunto de las operadoras de telecomunicaciones, y afirmó que Vodafone va a seguir invirtiendo en mejorar sus infraestructuras.

En este sentido, Vodafone España confirmó ayer que va a comenzar el despliegue de sus infraestructuras de 4G, basadas en la tecnología LTE durante este mes de septiembre. Unos servicios que también van a ser puestos en marcha por Telefónica en este mes.

Fuentes del sector señalan que la china Huawei y la sueca Ericsson podrían ser los suministradores de equipos para Vodafone en este proyecto. Telefónica, a su vez, ha contratado los servicios de Alcatel-Lucent.

Despliegue geográfico

La compañía explicó que sus primeros proyectos piloto en entornos reales se van a implantar en Madrid, en la zona centro, Azca y el barrio de Salamanca; en Barcelona, en el área de la Fira, y en el Parque Empresarial de Málaga.

La empresa indicó que, en esta fase inicial, los servicios de 4G estarán disponibles para un total de 30 grandes clientes empresariales.

La puesta en marcha de estos proyectos precomerciales con la tecnología móvil del 4G viene tras la adjudicación de las nuevas frecuencias en la subasta de espectro que tuvo lugar en julio. La compañía, según recordó su presidente, Paco Román, adquirió 60 megahercios (de las bandas de 800 MHz y de 2,6 GHz) con una inversión de 518 millones de euros.

Además, Vodafone anunció que el próximo 9 de septiembre activará el 3G en 1.800 localidades rurales, que empezarán a tener acceso a los servicios de banda ancha. La compañía indicó que, en marzo de 2012, la cobertura de banda ancha móvil se extenderá a 3.100 pequeños municipios.

Nueva subasta

Shameel Joosub, consejero delegado de Vodafone España, afirmó que la empresa está estudiando si acudir a la nueva subasta de espectro que ha puesto en marcha el Ministerio de Industria, y no descartó posibles movimientos corporativos en el sector.

Nueva ofensiva en el prepago

Vodafone está dispuesta a ganar presencia en el prepago, un segmento de negocio que está ganando relevancia a causa de la crisis. Así, la empresa ha lanzado nuevas ofertas, bautizadas como Gatuitas, destinadas a segmentos específicos como los jóvenes, los inmigrantes y los usuarios que quieren un terminal para hablar de manera específica.

Dentro de esta ofensiva, la compañía anunció que va a lanzar en España el teléfono Vodafone 555 Blue adaptado para el segmento de prepago y que incorpora la aplicación para el acceso directo a Facebook. Joosub dijo que este terminal se va a comercializar en un pack de tarjeta por 55 euros, con una de las nuevas tarifas de la empresa. El dispositivo, fabricado por Alcatel, está destinado a usuarios de redes sociales, según la empresa.

Además, Joosub anunció que Vodafone España va a ampliar su red de puntos de servicios de prepago desde 8.000 a 20.000 en los próximos 18 meses. La compañía, según el directivo, quiere acercarse más al cliente para facilitar la comercialización de este tipo de productos.

Dentro de esta estrategia, el directivo de Vodafone defendió la ampliación de los servicios de prepago porque muchos clientes, a causa de la crisis, quieren fórmulas para controlar su gasto. "Es un gran cambio para un mercado como el español, que históricamente ha estado centrado en el contrato", afirmó.