Según 'The Wall Street Journal'

S&P se reunió con varios fondos antes de rebajar la nota a EE UU

Standard & Poors se reunió en privado con fondos de inversión semanas antes de anunciar su histórica rebaja de la calificación de la deuda soberana de EE UU, tras lo cual algunas firmas intuyeron que la degradación era más posible de lo que pensaban hasta entonces, informa hoy The Wall Street Journal.

Entre los fondos que se reunieron con ejecutivos de la agencia de calificación de riesgo en las semanas previas a la rebaja, el pasado 5 de agosto, se encuentran BlackRock, Pacific Investment Management, TCW Group, Western Asset Management, según fuentes conocedoras de esos encuentros citadas por el diario económico.

De acuerdo al rotativo, los representantes de los fondos de inversión salieron de las reuniones con la sensación de que S&P pensaba seriamente rebajar por primera vez en su historia la calificación sobre la deuda soberana de EE UU, que terminó pasando de AAA, la máxima nota posible, a un escalón menos AA+.

Los encuentros con esos fondos se produjeron en las semanas comprendidas entre el 14 de julio -cuando la agencia de calificación anunció por primera vez que estudiaba una posible degradación de la deuda soberana de EEUU- y el 5 de agosto, cuando finalmente se confirmó la rebaja.

Durante las reuniones, los fondos de inversión entendieron que la decisión era inminente si no se alcanzaba un acuerdo en el Congreso para aumentar el límite del endeudamiento del país, algo que finalmente ocurrió pese a que la primera potencia mundial estuvo al borde de declarar la suspensión de pagos, señaló el diario.

"Nuestros analistas están regularmente en contacto con todos los actores del mercado, incluido inversores, legisladores y la prensa, sobre nuestros análisis y calificaciones", indicó al citado diario un portavoz de S&P, Joe Pecouch.

El portavoz precisó que la firma cuenta con políticas internas que regulan su interacción con terceras partes, entre las que se incluye un requerimiento para que sus analistas "limiten" sus comentarios sobre asuntos relacionados con calificaciones publicados con anterioridad.

Pecouch añadió que en ocasiones sus expertos hacen referencia "a ejemplos comparativos" para ayudar a contextualizar, y mencionó un informe de mayo en el que S&P indicó que el 72% de las deudas soberanas colocadas bajo supervisión con perspectiva negativa terminaron en rebajas de crédito en un plazo medio de 7 semanas.

Ese dato, según el rotativo neoyorquino, fue interpretado por los fondos de inversión como una "señal importante" de que la agencia de calificación de riesgo tenía intención de rebajar la nota de EE UU de AAA a AA+.