Si no sucede 'nada anormal'

Mesquida prevé que España acabe 2011 con 56 millones de turistas, un 6 % más

el secretario general de Turismo cree que el redireccionamiento de flujos turísticos desde Túnez y Egipto no sólo beneficia a España, y puso la recuperación de los mercados emisores tradicionales de España como factor principal para el repunte.para

España cerrará 2011 posiblemente con un crecimiento interanual del 6 % en el número de turistas extranjeros, hasta alcanzar los 56 millones, si no sucede "nada anormal" en el último trimestre del año, indicó hoy el secretario general de Turismo, Joan Mesquida.

El incremento que experimenta España -un 7,4 % hasta julio- supera el crecimiento medio del 6 % en el turismo internacional en Europa registrado en el primer semestre de 2011, que a su vez supera en un punto porcentual la media mundial, del 5 %, según el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai.

Mientras que el repunte del turismo mundial del 2010 (del 7 %) fue impulsado por destinos emergentes, este año el avance se debe fundamentalmente a países desarrollados, apuntó Rifai, con motivo de la presentación del primer congreso sobre ética y turismo que se celebrará en Madrid la semana próxima.

No obstante, Rifai no descartó una ralentización del ritmo de crecimiento de Europa en lo que queda de año, como consecuencia del empeoramiento de la situación de la economía y una vuelta paulatina a la normalidad en los países norteafricanos, cuya inestabilidad geopolítica ha beneficiado este año al turismo europeo.

En opinión de Mesquida, el redireccionamiento de flujos turísticos desde Túnez y Egipto beneficia a muchos países, no sólo a España, y puso la recuperación de los mercados emisores tradicionales de España como factor principal para el repunte del turismo español, seguido de la nueva forma de promocionar el país.

Mesquida destacó asimismo la evolución de los ingresos por el turismo internacional, que han aumentado un 8,8 % en los siete primeros meses de 2011 y han alcanzado la cifra más alta de la historia de España en materia turística; la anterior más alta es de de 2008 y ha sido superada este año en 200 millones de euros, con casi a los 30.000 millones.

Tras esta evolución muy positiva de este año, en 2012 hay que consolidar e incrementar este crecimiento, fundamentalmente en el gasto turístico, agregó.

A su juicio, se debe seguir trabajando en los mercados maduros -Reino Unido, que aporta casi un 25 % de todo el turismo internacional que recibe España; Alemania, Francia, Italia y los países nórdicos-, pero también hay que abrirse a otros mercados, algunos de los cuales tienen un enorme potencial de crecimiento.

Entre ellos destacó a corto plazo Rusia y Brasil, y a medio plazo, India y China, que se convertirá en los próximos diez años en el primer país emisor del turismo mundial, por lo que aseguró "es importante sembrar hoy para recoger mañana".

El volumen de turistas rusos ha crecido un 45 % en España este año -frente a un aumento mundial del 26 % de promedio-, y se espera alcanzar el millón al cierre del 2011.

Si la Unión Europea suprime la obligación de emitir visados para que los rusos viajen a Europa se multiplicaría por 2 y medio en un año la cifra del turismo ruso, y se pasaría de casi un millón a 2,5 millones. El mercado brasileño ha aumentado un 60,3 % frente a un crecimiento mundial del 52 % de promedio.

Por otro lado, Mesquida restó importancia a los incidentes generados este verano por el denominado "turismo de borrachera" en la localidad catalana Lloret de Mar y dijo que se trata de sólo unos cientos de los 56 millones de turistas que pueden llegar a España en 2011.

No obstante reconoció que al elevar estos incidentes a la categoría de noticia se puede llegar a perjudicar la imagen del sector español.