Marcan máximos del ejercicio

Las monedas nórdicas sustituyen al franco suizo como valor refugio

El Banco Nacional Suizo (SNB) decidió ayer intervenir para evitar la revalorización de su moneda. Desde ayer, el franco helvético no podrá cotizar por debajo de los 0,83 euros. Esta decisión ha provocado que los inversores se lancen en busca de un nuevo valore refugio: las divisas nórdicas.

Suiza tomó ayer una decisión sin precedentes. El Banco Central del país centroeuropeo decidió imitar a países como China y anunció que limitaba el tipo de cambio de su divisa. A partir de ahora el estado neutral "no tolerará" que el euro cotice por debajo de los 1,2 francos suizos. Una decisión que molestó sobremanera al Banco Central Europeo (BCE), que publicó un comunicado en el que afirmaba que esta iniciativa era unilateral, pero que parece haber conseguido su objetivo que no es otro que abaratar la divisa. Así, la moneda cerró ayer con una depreciación histórica: un 7,8% en una sola sesión.

Esta decisión ha causado que los inversores tengan que buscar un nuevo valor refugio. Como no existe el marco alemán, los operadores utilizaban el franco helvético para inmunizarse ante los imprevisibles mercados. Suiza es una economía pequeña, relativamente inmunizada frente a las dificultades del mundo desarrollado y con una legislación financiera favorable a la entrada de capitales. El resultado era que la divisa se había apreciado un 15% entre abril y el pasado lunes. Ayer finalizó este proceso y va para largo ya que las autoridades del país han declarado estar dispuestas a tomar nuevas medidas para evitar nuevas revalorizaciones. Ahora los damnificados son Noruega y Suecia.

Ante la protección del franco, los inversores se han lanzado hoy a adquirir coronas suecas y noruegas. Ambas divisas han tocado hoy máximos anuales y suben más de un 1% respecto al euro. Un rebote que en el caso de la segunda es todavía más fuerte. La moneda noruega alcanza niveles de 2003 y sufre la mayor revalorización del mercado.