Agotado el 75% del presupuesto

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, aseguró ayer que el gasto en protección por desempleo llegará este año a 30.000 millones de euros. Aunque a tenor de la ejecución presupuestaria de los siete primeros meses de este año, la cifra de gasto final podría superar considerablemente la cifra ofrecida por Gómez, ya que hasta julio se habían gastado en la nómina de los parados con prestación 22.755 millones de euros, lo que supone haber agotado el 75% del presupuesto prácticamente en la mitad del ejercicio. Este desvío del gasto es algo que viene ocurriendo desde el comienzo de la crisis en 2008; y fue especialmente significativo en 2009 cuando se presupuestaron 19.600 millones para el pago de estas prestaciones y se terminó gastando 31.462 millones. Mientras que el pasado año superó los 38.000 millones, cifra que podría repetirse en 2011. Según Gómez -que participó ayer en una jornada universitaria-, este gasto está "disparado" y la culpa de ello "no es ni de ni la regulación ni de las autoridades laborales, sino de las instituciones financieras".