Presentación en Frankfurt

Tubik, el atrevido prototipo de monovolumen de Citröen

Lo presentará la próxima semana en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Con un diseño transgresor, este prototipo de nueve plazas e híbrido nace con la intención de hacer de los viajes una experiencia divertida.

El Citroën Tubik, monovolumen futurista de la marca francesa
El Citroën Tubik, monovolumen futurista de la marca francesa

Sólo se trata de un prototipo, por lo que hay que tener en cuenta que la versión futura, de llevarse a cabo, poco o nada tendrá que ver con su primer diseño. O, al menos, pasará el tiempo suficiente como para acostumbrarnos a lo que es, sin duda, un concepto "atrevido" de lo que serán los monovolúmenes del futuro.

Citröen presentará su Tubik en el próximo salón de Frankfurt, que dará comienzo el próximo día 13. Lo define como un modelo altamente innovador, dotado de una alta teconología que pretende hacer de los viajes un trastorno más entretenido. Algo de lo que disfrutar.

Para ello propone un habitáculo que puede adquirir diversas formas, ya que sus asientos pueden ser configurados en diferentes posiciones. Además, incorpora una pantalla semicircular en alta definición y un sistema de sonido envolvente. Tiene capacidad de hasta nueve plazas.

Su motor, como no podía ser de otra forma tratándose de un modelo futurista, es de teconología híbrida, con un motor eléctrico y otro diésel, que permite que sus emisiones de CO2 sean equiparables a las de una berlina normal, teniendo en cuenta el peso y las prestaciones propias de un monovolumen de nueve plazas.

Mide 4,80 metros de largo, y poco más de dos de alto y de largo. El asiento del conductor está ubicado en un módulo aparte del resto de plazas, y requiere de una identificación táctil para poder poner en marcha el vehículo. El resto del habitáculo es definido por Citröen como una "sala de estar", con unos materiales tomados de la arquitectura y el diseño de interiores, como respaldos de seda y un suelo de cuero.