Gestionará un centro de excelencia en el parque industrial de Kenitra

Marruecos contrata a Mondragón para formar a los trabajadores de automoción

El grupo Mondragón ha dado un salto más en su estrategia de internacionalización. Alecop, una de sus cooperativas, ha cerrado un acuerdo con tres ministerios de Marruecos para gestionar el centro de excelencia de formación del automóvil que se ubica en el parque industrial de Kenitra.

Marruecos pretende acelerar su estrategia de industrialización y el holding cooperativo vasco no quiere perder las oportunidades que se presentan con esta política emprendida por el reino alauí. En Kenitra se están instalando multinacionales japonesas, norteamericanas y francesas fabricantes de componentes de automoción que acuden a Marruecos por el menor coste laboral pero que demandan una mano de obra cualificada.

El acuerdo, el más importante que ha conseguido Alecop a lo largo de su historia, supone que en las instalaciones ubicadas en el Kenitra Automotive City, un parque industrial con 800 hectáreas de extensión, se formarán unas 800 personas. Su actividad se iniciará el mes de mayo del próximo año. Para este proyecto, la cooperativa integrada en el holding vasco cuenta con el apoyo de la Cámara de Comercio de Zaragoza y Atlantic Free Zone, promotor del parque industrial, según publica TU Lankide, la revista interna del grupo presidido por José María Aldekoa. Fuentes de Mondragón aseguran que el proyecto de Marruecos abre un nuevo campo de posibilidades en países emergentes. En este nicho de negocio, las compañías inglesas y norteamericanas, principalmente, controlan el grueso del negocio.

El contrato sellado a final de agosto se enmarca dentro del "Plan Emergence" de industrialización nacional puesto en marcha por Marruecos y que pretende dinamizar la modernización de su sector industrial y manufacturero.

Todos los años se formarán en sus aulas más de 800 profesionales

Oferta bajo demanda

La apuesta de Alecop por las soluciones formativas bajo demanda, en este caso de la industria auxiliar del automóvil, tiene como objetivo abrirse un hueco en los mercados exteriores y lanzar nuevos productos para empresas industriales. La cooperativa con sede en Mondragón (Guipúzcoa) cerrará este año con una facturación de 12 millones de euros y 45 socios. Otros 280 son socios escolares que estudian en Mondragón Unibertsitatea pero que trabajan temporalmente en Alecop para financiar sus estudios.

Dentro del grupo Mondragón, Alecop es una de las referencias en el campo formativo. Además es el principal fabricante de recursos didácticos de España destinada a sectores relacionados con la industria y también con las ciencias empresariales y las humanidades.

Primero Colombia y ahora el Magreb

El futuro de Alecop en el exterior parece que tiene recorrido. Hace más de 10 años, la cooperativa del grupo Mondragón cruzó el Atlántico para instalarse en Colombia y realizar su primera apuesta internacional. Hasta entonces, la sociedad del grupo Mondragón se había centrado en ofrecer soluciones formativas destinadas al mercado español y al conjunto de empresas que configuran el mayor holding empresarial del País Vasco. Su incursión en Colombia ha servido para atender las necesidades de formación de trabajadores de otros países latinoamericanos. Su ámbito de actuación se desarrolla en campos como la dinamización de iniciativas empresariales, centros de investigación, además de la formación en sectores tan diversos como las energías renovables, telecomunicaciones, biotecnología y automoción, entre otros.

Su salto ahora a Marruecos puede catapultar a Alecop para convertirse en un referente internacional en tareas educativas dirigidas a enseñar a los trabajadores de países emergentes.