Novacaixagalicia

Inversores interesados en NCG se reunirán con el Banco de España, Economía y Rajoy

El problema de Novacaixagalicia (NCG) es que le falta tiempo para conseguir los fondos privados que necesita para reducir su apelación al FROB. Eso es por lo menos lo que ha argumentado la entidad al Banco de España. Además, ha pedido al supervisor que reduzca entre 250 millones y 300 millones las exigencias de capital principal ahora establecidas en 2.622 millones. El próximo 8 de septiembre las cajas que aún no cumplen con los requisitos de solvencia fijados por el supervisor deberán entregar al Banco de España sus planes definitivos para conseguir el capital que necesitan para llegar al 10% de core capital o al 8% en el caso de que hayan conseguido incorporar a la entidad inversores privados por un mínimo del 20% del capital. El día previsto inicialmente era el 10, pero el próximo 9 de septiembre es festivo en Madrid.

José María Castellano, que será este mes nombrado presidente ejecutivo de NCG, está cerrando los últimos acuerdos con inversores gallegos y espera tener concluidas estos días las ofertas vinculantes de cinco fondos de inversión. Eso sí, las turbulencias de los mercados y el deterioro de las previsiones macroeconómicas han provocado que su decisión pueda torcerse. Para intentar que los fondos estadounidenses mantengan su apuesta por NCG, y a iniciativa de Castellano, el responsable de una de estas firmas, muy conocida en EE UU por invertir en entidades en reestructuración, tiene previsto reunirse la semana que viene con el Banco de España, Economía, con el presidente del Partido Popular y el principal líder de la oposición, Mariano Rajoy, y con la Xunta.