Productos

Los créditos al consumo, una caída sin freno

Su volumen cayó casi un 20% ante el miedo que acecha a financieras y clientes. Las entidades miran con lupa el riesgo y la demanda cae por el temor a endeudarse. Solo la clara mejoría económica activará de nuevo la financiación al consumo

El grifo sigue cerrado en lo que a concesión de créditos al consumo se refiere. La etapa de alegría financiera en la que conseguir un préstamo por parte de bancos o financieras de consumo era relativamente fácil ha terminado y es que la crisis económica ha hecho mella en el sector. El miedo se apodera tanto de entidades como de clientes. Las primeras endurecen los trámites de concesión de créditos por el temor a la morosidad y los segundos descienden su demanda por el pánico a endeudarse. Un círculo vicioso que aún no tiene solución.

Las entidades bancarias se mantienen estancadas en la concesión de préstamos y continúan con la tendencia bajista que ya se remonta a 2007. "La falta de demanda está afectando a todas las entidades y sectores por igual", declaran desde la entidad Bankia.

Según los últimos datos aportados por el Banco de España del pasado mes de junio de 2011, la cuantía de los nuevos préstamos al consumo descendió un 19,8% con respecto al mismo mes del año anterior y totalizaron 1.498 millones de euros. Del mismo modo, el saldo vivo llegó hasta los 210.566 millones de euros, un 5,7% menos interanual.

"Somos más prudentes a la hora de conceder préstamos", declaran desde Cofidis

En este contexto, algunas entidades endurecen cada vez más los filtros para la concesión de préstamos y procuran evitar la elevada morosidad. "Hemos sido más prudentes a la hora de conceder créditos en un momento como el actual", señalan desde la entidad Cofidis. Aun así, los créditos impagados concedidos por entidades descendieron en junio hasta el 6,41%, ocho centésimas menos que en mayo. Ya en el mes de marzo comenzó su primer descenso tras cinco meses consecutivos de subidas. Los expertos ven positivamente esta caída de la mora aunque habrá que esperar hasta mediados de 2012 para ver si se presenta un cambio de tendencia.

Otros bancos, como Sabadell, apuestan, en este sentido, por los préstamos preconcedidos para sus clientes más solventes y así disminuir los riesgos de impagos. "Estos productos vuelven a relanzarse aunque el aumento de la demanda tampoco es muy considerable", afirman desde la entidad catalana. Los seleccionados deberán ser aptos en el "perfil de riesgo del cliente" tras analizar su vinculación con el banco, sus ingresos y gastos. Tras pasar el análisis, los clientes podrán disfrutar de un préstamo de hasta 24.000 euros, con un tipo de interés del 8% y con una comisión del 2% de apertura.

Aspirar a un crédito puede convertirse en una carrera de obstáculos. En estos tiempos cumplir los requisitos establecidos por las entidades no es tarea fácil. El primero de ellos es tener una nómina, algo que actualmente resulta un reto para el solicitante y un elemento muy valioso para las financieras. Esta condición se relaciona con la siguiente, el grado de vinculación con la entidad. Tener un plan de pensiones, la domiciliación de la nómina o una hipoteca en dicho banco puede facilitarle unas condiciones más favorables o incluso la posibilidad de acceder un crédito preconcedido. Por ejemplo, el Crédito Superfidelidad de Santander beneficia a sus mejores clientes que podrán rebajar los intereses de su préstamo en función de su vinculación con el banco. Cuantos más productos financieros contratados, un menor importe de cuotas y tipos de interés.

Otras entidades ponen otros tipos de facilidades y ventajas a sus clientes. Bankia es una de ellas ya que en su crédito al consumo Cuota Cero no pagará ninguna cuota en los tres primeros meses. El importe al que puede optar va de 1.000 a 60.000 euros con una amortización de hasta ocho años y con la posibilidad de elegir entre un interés fijo o variable. Esta última opción también la presenta Santander en su Supercrédito que también da a elegir al cliente la periodicidad de pagos que más le convenga. Del mismo modo, el Préstamo Estrella de CaixaBank también ofrece a los clientes la posibilidad de elegir el número de cuotas con una amortización máxima de ocho años. Además, los clientes titulares del programa "multiestrella" tendrán ventajas y regalos adicionales en la contratación.

Los créditos sobre clientes de la entidad catalana presentan un aumento del 3,4% con respecto al año anterior, hasta 188.916 millones de euros. "Este crecimiento representa la voluntad de apoyo de CaixaBank a los proyectos personales de nuestros clientes y nuestra diferenciación en el mercado" afirman desde La Caixa. Sin embargo, no todas las financieras apuestan por estos préstamos sobre clientes. Banco Popular solo destina un 1,5% de sus créditos a este fin ya que principalmente un 42% de sus inversiones crediticias van dirigidas a las pymes.

Créditos al instante

Pese a que actualmente los anuncios publicitarios de créditos rápidos brillan por su ausencia, las Cofidis y Cetelem siguen manteniendo ese modelo con nuevas ofertas. La primera de ellas presenta los créditos Vida Libre o Dinero Ya que con un importe máximo de 3.000-1.500 euros respectivamente, puede disponer de un crédito en el mismo instante. Por su parte, Cetelem dispone de diferentes créditos revolving -de pago aplazado y con una cuota fija mensual- en los que el cliente elige los importes y las cuotas desde 500 hasta 12.000 euros.

Los créditos al consumo más demandados siguen siendo los de adquisición de vehículos, reformas o acondicionamiento del hogar, seguidos, a cierta distancia, por la adquisición de mobiliario, electrodomésticos… Esto lo conocen bien las financieras que no desaprovechan el aumento de demanda.

En junio los préstamos al consumo de más de cinco años, principalmente destinados a la renovación o compra de vehículos, aumentaron considerablemente. Su saldo vivo creció en 551 millones más con respecto al mes anterior hasta llegar a 142.961 millones de euros. Las principales entidades aprovechan este nicho de mercado como, por ejemplo, la entidad catalana CaixaBank, que en su crédito Estrella Auto permite modificar las cuotas con un plazo máximo de amortización de ocho años. En este momento Banco Santander también publicita su Préstamo Supercoche con un importe máximo de 48.000 euros a pagar como límite en cinco años y con la posibilidad de abonar la primera cuota a los 90 días y BBVA incluye a su Crédito Coche un seguro a todo riesgo sin costes durante el primer año.

Cambiar la cocina, pintar las paredes o redecorar el salón puede ser un problema menor. La entidad BBVA, con el eslogan Estrena casa sin salir de tu hogar, presenta su préstamo para hacer reformas en el hogar. Con un plazo mínimo de 60 meses, ofrece un importe máximo de 60.000 euros, a 10 años y con una bonificación en el tipo de interés del 2%. Junto a esta promoción la entidad también ofrece una tarjeta BBVA con 175 euros para gastar en Leroy Merlín y hasta un 10% de descuento para compras en este establecimiento. Por su parte, Cetelem es una de las entidades que presenta una mayor diversidad de créditos personales. "Nuestras ofertas son personalizadas según las necesidades y hábitos de los clientes", declaran desde la entidad.

Tarjetas: el plan B ante el desplome

Como alternativa para compensar la caída que está sufriendo el ámbito de los créditos personales, las entidades están reforzando cada vez más sus campañas en tarjetas para el consumo. Descuentos en gasolineras, supermercados e hipermercados, vales para canjear billetes de avión o descuentos en libros, moda, hoteles o restaurantes… cualquier estación del año es perfecta para aprovechar el momento y sacar una nueva oferta que atraiga a los clientes.

Con la mente puesta en la vuelta al cole y en los gastos estacionales, BBVA cuenta con la tarjeta A Tu Ritmo que se adapta a cada periodo del año. La entidad ofrece de agosto a octubre un 5% de descuento en la compra de libros, uniformes y moda de marcas como H&M, Zara, FNAC o El Corte Inglés y hasta diciembre descuentos en juguetes y menaje del hogar. En estos momentos Banco Popular también ofrece la Visa Hop que si se contrata antes del 31 de octubre ofrece una rebaja del 10% en librerías, papelerías, textil... y la exención de la comisión por retirada de cajero. Esta nueva tarjeta revolving cuenta con facilidades de pago y una cuota gratuita por realizar un consumo mínimo de 300 euros al año, con un tipo de interés del 26,82% TAE.

La tarjeta Gold de CaixaBank, con un crédito de hasta 3.000 euros, también presenta una cuota de mantenimiento gratis durante el primer año y la flexibilidad de decidir qué pagar durante el primer mes. La tarjeta también ofrece puntos estrella a canjear por diferentes regalos.

Otra de las ofensivas que las entidades están intentando relanzar es el uso del dinero de plástico aplazado, denominado revolving, que tanto triunfa en Estados Unidos pero que aún no ha encontrado su hueco en España. Bankia apuesta por esta modalidad. La financiera, con más de 8,5 millones de plásticos emitidos, ofrece hasta 30.000 euros de límite de crédito, permitiendo pagar las compras con total flexibilidad ya que el cliente puede elegir la cuota mensual, desde un mínimo de 30 euros y entre el tipo de interés fijo o variable. Otra modalidad de tarjetas que están proliferando mucho son las destinadas exclusivamente a las compras por internet.

Sin soporte físico, con una mayor seguridad y sin cuotas de mantenimiento ni comisiones, estas tarjetas se han convertido en la opción perfecta para disfrutar de la red con el menor riesgo posible. Entidades financieras como BBVA y CaixaBank ya disponen de esta modalidad destinada al consumo.

La cifra

1.498 millones de euros es la cifra de concesión de créditos al consumo registrada en el mes de junio de 2011.