El banco capta liquidez entre sus clientes de oficina

Banco Sabadell lanza bonos al 4,25% para competir con los superdepósitos

La liquidez vuelve a ser cara. Y los clientes de toda la vida se convierten en el mejor recurso para las entidades financieras. Banco Sabadell venderá en oficinas 300 millones de euros en bonos al 4,25%.

Oficina del Banco Sabadell
Oficina del Banco Sabadell

La sequía de emisiones de deuda en España se prolonga desde comienzos de verano. Bankia y Banca Cívica consiguieron salir a Bolsa, pero no se ha visto ni una sola colocación de bonos en el mercado mayorista por parte de las entidades nacionales. Banco Sabadell ha decidido tomar una ruta alternativa y colocará deuda en sus oficinas.

Con esta emisión conseguirá tres objetivos. Primero, obtendrá liquidez a un precio relativamente atractivo. Segundo, se ahorrará tener que pagar la penalización de 0,5 puntos porcentuales si hubiera lanzado un depósito. Y tercero, atraerá clientes con un tipo de interés que supera a la mayoría de los depósitos comercializados actualmente y que no exige más vinculación que disponer de una cuenta en la entidad. Precisamente, esta semana el Popular ha relanzado un depósito que paga hasta el 4% TAE a 12 o 18 meses, como informó ayer CincoDías.com.

Los bonos podrán comprarse a partir del próximo lunes y se ofrecerán hasta el 27 de septiembre, si bien el periodo de suscripción se cerrará una vez cubierto el importe máximo de la emisión de 300 millones de euros.El vencimiento es a 18 meses y, a diferencia de otras colocaciones de deuda entre pequeños inversores, no está subordinada. Tampoco cuenta con ningún otro respaldo aparte del emisor -no son, por ejemplo, cédulas hipotecarias, y no están cubiertas por la garantía del fondo de depósitos, que asegura 100.000 euros por titular y entidad.

SABADELL 0,28 -2,11%

El tipo de interés es del 4,25% anual y se pagará trimestralmente, los días 29 de marzo, de junio, septiembre y diciembre de cada año. Vencerán el 29 de marzo de 2013 y la emisión no contempla la posibilidad de amortización anticipada. La inversión mínima asciende a 1.000 euros.

La última emisión de deuda para pequeños inversores lanzada por un banco español data de mediados de julio, cuando el Popular colocó 200 millones de euros en bonos subordinados a 10 años a un 8% TAE.