El 57% rechaza nuevas contrataciones

El 21% de las empresas prevé seguir despidiendo

El 21% de las empresas españolas prevé seguir despidiendo trabajadores en los próximos 12 meses y el 57% considera que sus plantillas se mantendrán sin cambios, según las conclusiones de un estudio elaborado por Gran Thornton.

Con todo, desde finales de 2010 hasta junio de este año se incrementó del 18% al 22% el porcentaje de empresas que confían en poder ampliar su plantilla durante los próximos doce meses.

Por otro lado, durante el segundo trimestre de 2011 descendieron las perspectivas empresariales de incremento de facturación, rentabilidad y exportaciones (8, 4 y 6 puntos respectivamente, respecto al mismo periodo del año anterior).

El director general de Grant Thornton, José María Fernández, explicó que esto "demuestra una moderación de expectativas en aquellas empresas con actividad en el exterior, que fueron las primeras en prever signos positivos, y que en estos momentos están notando el repunte de la incertidumbre en los mercados mundiales". Las empresas tampoco consideran que, descontando el efecto del incremento de impuestos, la situación sea propicia para una subida en los precios de sus productos y servicios, con una mayoría (53%) que piensa que estos se mantendrán igual durante los próximos meses y un 23% que espera una disminución.

Morosidad

Por otro lado, el 28% de las empresas españolas registró un aumento de la morosidad en el segundo trimestre de 2011 y otro 55% observó que los impagos se han mantenido en niveles similares, respecto al primer trimestre del año.

En 2010, un 60% de las empresas apreciaron un aumento de la morosidad respecto a 2009 y el efecto se acumula, según explica el informe.

Para afrontar este problema, el 82% de las empresas realiza análisis de riesgos de sus clientes. La asignación de un encargado interno de gestión de cobros es también una medida popular utilizada en el 76% de las empresas. Otra solución es exigir el pago al contado, algo que aplican el 69% de las empresas.

Entre el 60% y el 65% de las empresas recurren a otras medidas como cobrar todo o parte por adelantado, recuperar el IVA de facturas no cobradas, presentar demandas por impago ante el juzgado, contratar seguros de crédito o aplicar intereses y costes de demora.