Una encuesta de Trabajo anticipa un recorte del empleo del 1% en 2012

Los empresarios prevén nuevos despidos en los próximos 12 meses

Las expectativas empresariales sobre la recuperación del empleo empeoran. La encuesta que elabora trimestralmente el Ministerio de Trabajo entre 12.800 compañías indica que las empresas esperan una caída del empleo del 0,3% en este tercer trimestre y un mayor ajuste (del 1%) para mediados de 2012.

Los empresarios prevén nuevos despidos en los próximos 12 meses
Los empresarios prevén nuevos despidos en los próximos 12 meses

El nuevo enfriamiento de la economía está congelando también las expectativas de recuperación de los empresarios españoles. Al menos así se desprende del pesimismo expresado por las decenas de miles de patronos consultados por la encuesta de coyuntura laboral que elabora trimestralmente el Ministerio de Trabajo.

Los técnicos que elaboran dicha encuesta preguntan a los responsables empresariales sobre si piensan aumentar o recortar sus respectivas plantillas en el trimestre siguiente y con un año vista. Pues bien, los resultados correspondientes a las consultas hechas durante el segundo trimestre de este año indican que las empresas prevén una destrucción de empleo del 0,3% entre julio y septiembre y un fuerte recorte del 1% en el segundo trimestre de 2012.

La disminución prevista para el tercer trimestre de 2011 concuerda con los malos datos de empleo de julio y agosto (estos últimos conocidos hoy mismo); mientras que la previsión para mediados del próximo año es aún peor que la hecha por estos empresarios en 2009 en los momentos más crudos de destrucción de empleo.

Estos resultados son sustancialmente peores que los registrados por esta misma encuesta en el primer trimestre del año, cuando los empresarios confiaban en lograr un tímido aumento de sus plantillas del 0,2% entre abril y junio de este año y en igual proporción en entre enero y marzo de 2012. De hecho, a primeros de 2011 solo los patronos de la construcción consultados por esta encuesta tenían planes de destruir empleo.

En esta misma línea las pésimas perspectivas de los empresarios de la construcción son las que vuelven a lastrar en mayor medida las expectativas empresariales del resto de los sectores (salvo de la agricultura y la Administración pública, que no son incluidas en esta encuesta). Así, los constructores prevén recortar sus plantillas un 2,9% en el tercer trimestre de este año y un 5% a mediados de 2012.

Además, a diferencia de lo opinado a principios de año, ahora también los empresarios de la industria y los servicios creen que tendrán que adelgazar sus plantillas en los próximos doce meses (un -0,7% y -0,6%, respectivamente).

Si se analizan los sectores de actividad al detalle, solo hay dos que prevén crear empleo a un año vista: el de información y comunicaciones (con un aumento previsto de sus plantillas de un 0,4% en el segundo trimestre del próximo año) y, paradójicamente, el relacionado con las actividades inmobiliarias (un 0,3%), pese al nuevo deterioro esperado por los constructores.

Quizás en 2013

Ante todos estos datos, toman fuerza las tesis de los expertos que defienden que con toda seguridad 2011 terminará con destrucción neta de empleo en términos interanuales, al contrario del avance del 0,3% previsto por el Gobierno en su cuadro macroeconómico.

Pero, además, este claro empeoramiento de las perspectivas empresariales sobre empleo, unido a reciente parón de las economías de Alemania y Francia, provoca que empiecen a surgir dudas sobre si 2012 será el año en el que la ocupación abandone su sesgo negativo o habrá que esperar a 2013, como ya manejan en privado algunos responsables sindicales.

La jornada laboral disminuye más en épocas de crisis

Además de las previsiones empresariales sobre la evolución del empleo, la encuesta de coyuntura laboral incluye preguntas sobre la jornada laboral. Los últimos resultados indican que en el segundo trimestre del año se intensificó el recorte de jornada efectiva que se registra desde el inicio de esta encuesta en 2001. Así, entre abril y junio pasados la jornada efectiva fue de 411 horas por trabajador en el trimestre, un 0,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. Lo que equivale a 3,2 horas menos.

Hasta ahora, la pauta indicada por los resultados de esta encuesta dice que, en contra de lo que pudiera esperarse, en periodos de crisis económica se recorta con más intensidad la jornada efectiva de los trabajadores. Por ejemplo, en el tercer trimestre de 2009, la jornada efectiva disminuyó un 2,7% (10 horas menos por trabajador). Por tanto, el hecho de que la jornada haya disminuido más en el segundo trimestre puede ser otro indicador del recrudecimiento de la crisis.

Los patronos de Castilla-La Mancha, los más pesimistas

La última edición de la encuesta de coyuntura laboral fue realizada antes de que el PP ganara las elecciones en Castilla-La Mancha y avanzara el fuerte recorte del gasto llevado a cabo por el nuevo Gobierno esta misma semana. Sin embargo, los empresarios castellanomanchegos ya anticiparon la mala situación de sus finanzas, lo que se reflejó en que fueron los más pesimistas de la encuesta, con una previsión de destrucción de empleo del 2,3% para el segundo trimestre de 2012. Solo los empresarios navarros y riojanos esperan ajustes similares.

Por el contrario, los responsables empresariales de Andalucía y Canarias, dos de las comunidades que más ocupación están destruyendo actualmente, son los que esperan recortar sus plantillas en menor medida en el segundo trimestre de 2012 (-0,1% y -0,2%, respectivamente). Y solo en la Región de Murcia sus empresarios esperan crear empleo con un año vista.