_
_
_
_
La Bolsa alemana cae un 19% en un mes de volumen inusitadamente alto

El Ibex despide con alzas su peor agosto de los últimos 13 años

El Ibex ha caído un 9,47% en su agosto más negativo desde 1998. Un inusual volumen para el estío ha repartido pérdidas por todo el globo, incluyendo el 19% de Alemania. Con todo, la intervención del BCE, las expectativas sobre la Fed y el avance hacia una solución griega han arrojado luz en los últimos días. La prima de riesgo, que marcó su máximo, ha terminado rebajándose casi 100 puntos.

Agosto, el periodo en el que tradicionalmente más se relajan los inversores, ha sido este año un mes de infarto en los parqués. El volumen negociado en los últimos 31 días en la plaza española ha ascendido a 71.034 millones de euros, según los últimos datos de Bolsas y Mercados Españoles, tomando como estimadas las cifras del día de ayer. Se trata del mayor monto negociado en un mes de agosto desde que estallara la crisis. Con todo ese dinero circulando, las fuertes tensiones vividas en el mercado de la deuda soberana europea, los datos macroeconómicos que apuntan a una desaceleración en la salida de la crisis y las tensiones internas de EE UU han desencadenado el pánico en medio de la canícula. El miedo ha podido incluso con la Bolsa alemana, donde el Dax se ha desplomado un 19,19% en el mes, su peor dato desde 2002. El Ibex, a su vez, ha firmado su agosto más negativo desde 1998, con una caída del 9,47%, la más grave desde el rescate de Irlanda, el pasado noviembre.

La banca ha sido uno de los sectores más castigados, dada su implicación en el comercio con bonos soberanos, registrándose caídas del 13,76% en el mes para BBVA o del 12,35% para Santander. Paradójicamente, los únicos dos títulos del Ibex 35 que saldan el mes en positivo son bancos, Popular, que sube el 0,53% y Sabadell, que gana un 5,56%.

En el resto de plazas mundiales, el verano no ha sido más soleado. El Euro Stoxx ha cedido un 13,79% en un mes en el que París se ha dejado un 11,29%, Londres, un 7,23% y Milán, un 15,57%. El Nikkei ha perdido un 8,93%, el Dow Jones, un 4,36%, el Standard & Poor's, un 5,68% y el Nasdaq, un 6,42%.

La prima de riesgo española, que mide el sobrecoste que le supone al país endeudarse frente a lo que paga Alemania, cruzó por primera vez la barrera de los 400 puntos básicos en agosto. El mes culmina, sin embargo, con una cauta invitación al optimismo tanto en la negociación de renta fija como variable. De hecho, la prima de riesgo se sitúa en los 283 puntos, casi 100 por debajo de la marca con que comenzó el mes. Una mejora en la que ha resultado clave la intervención del BCE, que ha multiplicado sus compras de deuda pública.

"Cambio de tendencia"

Las firmas financieras, además, han detenido su caída libre desde que España, Francia, Italia y Bélgica prohibieran -de forma temporal- las apuestas bajistas sobre los títulos del sector. Un veto que ha sido ampliado hasta finales de septiembre para blindar el periodo en el que la UE debe dar solución a la crisis de Grecia. Un objetivo sobre el que las esperanzas quedaron renovadas ayer, cuando Alemania dio el sí a la ampliación del fondo de rescate.

"Agosto ha sido, un mes para olvidar, en el que la renta variable absorbió los excesos alcistas de meses anteriores. Un rápido y duro ajuste, fruto del paso de la euforia al miedo. Pero el movimiento actual tiene visos de anticipar un cambio de tendencia", augura Soledad Pellón, analista de IG Markets, "por lo menos en el corto plazo". Las expectativas de que la Reserva Federal de EE UU termine aprobando un nuevo paquete de estímulos ha supuesto, expone Pellón, la última inyección de optimismo.

En España, donde se suma el acuerdo de PSOE y PP para limitar el déficit en la Constitución -que de momento parece haber contentado algo a los mercados-, el Ibex ha firmado tres jornadas consecutivas al alza. La de ayer, con todo el panel en verde, fue del 3,24% y dejó al índice en los 8.718 puntos. Como ocurre cuando hay descalabros, el movimiento estuvo muy ligado a los vaivenes de la banca, con Santander subiendo un 4,37% y BBVA, un 4,04% El sector ha empezado a alejar algunos de los fantasmas que le rondan, como el rumor sobre su preocupante falta de liquidez, que quedó apagado ayer al quedar desierta la subasta de dólares que el BCE organiza para la banca.

El oro repunta el 12,6% en el mes

En un mes de volatilidad extrema y fuertes desplomes en los activos de riesgo, los inversores han optado por refugiarse en el oro. El metal precioso cierra el mes con una subida cercana al 12,6%, todo ello a pesar de que en las últimas sesiones se ha alejado del máximo histórico de 1.913,5 dólares por onza que marcó el 23 de agosto. En la sesión de ayer cotizaba en el entorno de 1.834,6 dólares.El oro prolonga así una racha alcista que dura ya once años. Y es que desde 2001 sube año tras año sin apenas descanso. Una tendencia que ha llevado a algunos analistas a advertir que quizá ha alcanzado ya cotas insostenibles cuando el coste medio de producción es tres veces inferior a su cotización. El problema es que cuando llegan los episodios de miedo el dinero sigue apostando por este activo.En los momentos de pánico vividos este mes los inversores también se han decantado por el franco suizo. Tanto que el Banco de Suiza se ha visto obligado a invertir para frenar su apreciación. La divisa llegó a caer a 1,03 francos por euro a principios de mes pero en las últimas semanas ha recortado hasta situarse en el entorno de 1,15.Un problema similar han experimentado las autoridades japonesas. El yen cierra el mes prácticamente en tablas con el dólar pero cerca de máximos después de que el Banco Central de Japón interviniera en el mercado con la venta de 4,51 billones de yenes.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_