De 400.000 vehículos se ha bajado a 372.000

Opel reconoce la posibilidad de nuevos recortes de producción en Figueruelas

El consejero delegado de Opel/Vauxhall, Kart-Friedrich Stracke, ha manifestado hoy en Zaragoza que la atonía del mercado puede provocar nuevos recortes de producción en la planta de Figueruelas y hacer insuficientes las medidas de flexibilidad laboral pactadas entre la dirección y los sindicatos. El ajuste de la producción a la demanda real resulta imprescindible para asegurar el futuro de la planta.

La factoría aragonesa, que reanudó la producción el pasado lunes tras las vacaciones de verano, ha recortado ya la previsión de 400.000 vehículos establecida en enero a 372.000. Stracke ha adelantado que la dirección de la planta está trabajando en un plan de negocio que, seguramente, incluirá un ajuste del volumen de producción , "aunque habrá que esperar unos días para que se dé a conocer en detalle".

El consejero delegado se ha mostrado satisfecho del rendimiento de Figueruelas, subrayando que una eventual ampliación de las medidas de flexibilidad laboral "vendrían dictadas por la exigencia de un ineludible realismo frente a la demanda". Stracke aseguró que Opel mantiene la inversión de 11.000 millones de euros para el lanzamiento de 30 nuevos productos en los próximos años. Señaló que "Figueruelas siempre es una sólida candidata cuando se habla de nuevos modelos, estamos muy contentos por el apoyo que recibimos de las autoridades; llevamos casi treinta años en Aragón y queremos estar, como mínimo, otros tantos más". Sin embargo, el ejecutivo indicó que todavía no se ha tomado una decisión firme sobre el futuro Combo, uno de los tres modelos que se fabrica en Figueruelas.

La planta tiene adjudicada en exclusividad la última generación del Meriva y se prepara para el lanzamiento del nuevo Corsa, el coche estrella de la planta. Stracke ha adelantado que la marcha de Figueruelas en el primer semestre "ha sido satisfactoria, incluso se ha registrado un pequeño beneficio, gracias a los modelos fabricados en esta planta han gozado de una buena acweptado en el mercado".

La presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, aseguró a Stracke que "siempre estaremos dispuestos a poyar las medidas que redunden a favor de la actividad de Figueruelas, porque es una planta muy importante para la economía de esta tierra".