Han rebotado hoy un 13,74% tras el derrumbe de las últimas sesiones

¿Qué va a pasar con las cuotas de la CAM?

Los inversores que acudieron a la OPS de las cuotas de la CAM en julio de 2008 viven una pesadilla. Pese a que hoy se han disparado un 13,74% hasta los 1,49 euros, se hunden un 74,5% respecto al precio de colocación de 5,84 euros por cuota.

Oficina de Caja Mediterráneo.
Oficina de Caja Mediterráneo.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha removido a los administradores de la CAM, que habían pergeñado un rescate de emergencia para los cuotapartícipes, en su mayoría clientes de la entidad. El 21 de julio, un día antes de la intervención, acordaron amortizar los títulos -es decir, sacarlos de Bolsa- a 4,77 euros.

Pero los gestores designados por el FROB, el brazo ejecutor del Banco de España, han decidido de momento revocar el acuerdo aduciendo "la necesidad de que se concreten primero los términos del plan de reestructuración de la entidad". Los expertos consultados consideran normal esta decisión: "El valor de una caja intervenida es mínimo y no tiene sentido que amorticen las cuotas valorando a la CAM en unos 3.000 millones de euros", explica un directivo de un banco español.

El 69% de la salida a Bolsa, coordinada por Lehman Brothers, se colocó entre pequeños inversores y empleados de la entidad. Solo el 31% fue a parar a los institucionales, mayoritariamente gestoras de otras cajas de ahorros. A cierre del tercer trimestre de 2010, los últimos datos disponibles, el número de inversores en cuotas de la CAM era de unos 54.000. De ahí que algunos expertos apuesten por que el organismo gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordóñez busque alguna salida para evitar un quebranto tan abultado para los pequeños inversores.

La caja de ahorros contaba con 1.843 millones de euros de capital principal (sin incluir preferentes) a cierre de 2010, según los test de estrés coordinados por la EBA y publicados el pasado 15 de julio. Los expertos consideran que no tiene sentido que la caja se cargue sin más dilación los 292 millones de euros de capital de máxima calidad que suponen las cuotas participativas. Llegados a este punto, se abren varios escenarios para las cuotas.

Una de las posibilidades es que, una vez diseñada la estrategia de reestructuración de la entidad, el FROB decida amortizar las cuotas, aunque es prácticamente imposible que sea al precio acordado por la cúpula anterior. Hay que tener en cuenta que, aplicando el descuento con el que han salido a Bolsa tanto Bankia como Banca Cívica -en torno al 60% de sus fondos propios una vez realizada la ampliación de capital-, la valoración de la CAM quedaría en el entorno de los 1.900 millones de euros.

Para hallar la cifra, hay que sumar a los fondos propios de la CAM (1.843 millones) los 2.800 inyectados por el Banco de España y aplicar el descuento mencionado. Hay que tener en cuenta, en cualquier caso, que el descuento previsible sería muy superior al de las cajas que han debutado en el parqué, debido a la mucho más delicada situación de la CAM. Con un descuento, por ejemplo, del 80%, la valoración ascendería a unos 1,5 euros por cuota.

Si finalmente una entidad cotizada adquiere la CAM, podría canjear las cuotas por títulos propios. Igual que en el caso anterior, la valoración estaría en el aire. En el caso de que la adquiera una entidad que no cotice, lo más lógico sería también su amortización.

Las cuotas han rebotado hoy un 13,74% y han cerrado a 1,49 euros, con un volumen de negocio de 587.252 títulos, según Infobolsa. La cifra es muy superior a la media diaria de 2011 de menos de 80.000. El pasado viernes, cuando se desplomaron un 22,94%, se movieron 2,6 millones de cuotas, una cantidad nunca vista. Respecto a los 5,84 euros a los que fue fijado el precio de referencia de la OPS, la caída alcanza el 74,5%.