El Frob anula el acuerdo de amortización de las cuotas a 4,77 euros

La CAM se desploma un 50%

Los nuevos administradores de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) han anulado el acuerdo para amortizar las cuotas participativas de la entidad financiera a 4,77 euros por acción. Al cierre, se ha desplomado un 50%, hasta los 1,7 euros.

El acuerdo ha sido invalidado. Ayer a las 18.24 horas, la CAM comunicó que sus nuevos administradores habían acordado dejar sin efecto la amortización de la cuotas participativas de la entidad comunicado el día 21 de julio. La caja de ahorros alicantina fue intervenida por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) el pasado 22 de julio.

Con el fin de proteger a los cuotapartícipes, en su mayoría pequeños clientes que habían acudido a la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de julio de 2008, la CAM había decidido amortizar las cuotas a un precio de 4,77 euros por título, equivalente a la media de cotización de los tres meses previos al acuerdo. Esta valoración se sitúa, en cualquier caso, por debajo de los 5,84 euros, el precio de referencia fijado en la salida a Bolsa.

El precio de la salida a Bolsa, coordinada por Lehman Brothers, suponía valorar la caja alicantina en 3.893 millones de euros. Esbozadas en la legislación desde finales de los ochenta y reguladas detalladamente en 2002, las cuotas eran hasta hace poco el único instrumento que permitía a las cajas de ahorros obtener capital en condiciones similares a las de los bancos.

Debido al fuerte desequilibrio entre las órdenes de compra y de venta, la CAM solo ha marcado precio al cierre, después de la subasta de cierre. Se ha hundido un 50%, hasta los 1,7 euros por cuota. Se han movido solo 23.634 títulos, frente a la media diaria de 2011 de 78.000 títulos, según Infobolsa.

Los administradores explican que han anulado el acuerdo de amortización, "atendiendo a la necesidad de que se concreten primero los términos del plan de reestructuración de la entidad". Como consecuencia, también queda cancelada la convocatoria de la asamblea general del 16 de septiembre, cuyo objetivo era amortizar las cuotas.

Desde su debut en Bolsa, las cuotas de la CAM se han mantenido al margen de los movimientos del mercado en general y de los de su sector en particular. Llegaron a marcar un máximo en 7,17 euros por acción en noviembre de 2010 y en plena convulsión de los mercados tras la quiebra de Lehman Brothers, en septiembre de 2009, se mantenía estable en el entorno de los 5 euros por cuota.