Cese de todas las actividades

El turno de oficio de la capital deja sin atender 1.975 casos

Los abogados del turno de oficio madrileño decidieron ayer "el cese de todas las actividades del Colegio en la gestión de los servicios de asistencia jurídica gratuita que no afecten al derecho de defensa de los ciudadanos que puedan sufrir un perjuicio directo e irreversible por este motivo". Esta medida, que ha originado ya la suspensión de 1.975 actuaciones, se prolongará durante "los próximos meses".

"Los abogados del turno de oficio madrileño continúan sin cobrar los servicios que prestan diariamente", señalaron en un comunicado los representantes del Colegio de Abogados de Madrid, y reclaman que "se doten cantidades para hacer frente a las certificaciones del año en curso una vez agotado el presupuesto 2011 en los pagos del año anterior".

El ámbito civil, con exclusión del derecho de familia, ha sido el más afectado por el cese. También los asuntos laborales puesto que, en esta materia, se efectúan designaciones para casi la totalidad de los asuntos. En materia penal, la suspensión redundó más a las asistencias a imputados no detenidos alcanzando el 90% el número de solicitudes de asistencia no atendidas.

Durante este mes de agosto se han realizado 1.867 designaciones de abogado de oficio, cifra que contrasta con las 4.599 que se produjeron en los mismos días de 2010. Esto supone un descenso del 59,4%.

Desde mediados de este mes se ha dejado de atender el 96,3% de las peticiones que ha recibido el Colegio de Abogados de Madrid sobre la designación de letrado de oficio para la celebración de juicios rápidos con imputados no detenidos, motivo por el que no han podido celebrarse las correspondientes vistas.

El 1 de junio empezó el cese de designaciones de letrados quedándose sin atender el 84% de las peticiones que han hecho los juzgados para la asistencia a personas imputadas.