Las aplicará cuando sea necesario

Japón prepara medidas "firmes" para controlar el yen

El ministro japonés de Finanzas, Yoshihiko Noda, aseguró hoy que está preparado para tomar "medidas firmes" si fueran necesarias para debilitar el yen después de que el viernes alcanzara en Wall Street su máximo histórico frente al dólar.

El pasado viernes, el dólar se llegó a intercambiar momentáneamente a 75,95 yenes, su nivel más bajo desde la II Guerra Mundial, mientras que hoy en Tokio cotizó en la apertura de la Bolsa en la banda alta de los 76 yenes. "Me preocupa que fortaleza del yen se haya acelerado", aseguró Noda, que añadió que tanto el Ministerio de Finanzas como el Banco de Japón (BOJ) están muy pendientes del mercado para poder evaluar si se producen movimientos especulativos interesados en el fortalecimiento del yen.

El ministro nipón de Finanzas aseguró que intercambiará "información a fondo" con el G7, para analizar la situación ante la creciente preocupación de que el yen mantenga su fortaleza arrastrado por la incertidumbre sobre la evolución de la economía global, y en particular los problemas de deuda en EEUU y Europa.

Japón intervino el pasado 4 de agosto en el mercado de divisas para frenar la subida del yen, considerado una moneda refugio, con un desembolso récord que superó los cuatro billones de yenes (más de 36.300 millones de euros) y cuyos efectos para abaratar la divisa se disiparon a los pocos días.

En el último año, Japón ha intervenido tres veces en el mercado de divisas para depreciar el yen, cuya subida perjudica a los exportadores japoneses al disminuir su competitividad y reducir sus beneficios en el exterior a la hora de repatriarlos.