5D Verano
Los derechos audiovisuales, uno de los caballos de batalla. en el fútbol europeo.
Los derechos audiovisuales, uno de los caballos de batalla. en el fútbol europeo.

Las deudas y la huelga obligan a un nuevo modelo de fútbol

El paro de los jugadores retrasa el inicio de la Liga, previsto para el sábado. La sostenibilidad del negocio del deporte rey está, más que nunca, en entredicho.

Este fin de semana debía dar comienzo la nueva temporada de fútbol en Primera División pero, por primera vez en más de veinte años, la amenaza de huelga de los futbolistas se hizo efectiva. La falta de acuerdo en la negociación para la firma del convenio colectivo ha sido el detonante, y amenaza con extenderse a la segunda jornada. Las partes se reunían de nuevo el viernes sin avances, y volverán a encontrarse en otras dos ocasiones. Un conflicto que no ha hecho más que poner de relieve la complicada situación que vive el deporte rey en nuestro país.

Unos 200 jugadores profesionales no perciben los salarios que les corresponden por contrato, según el sindicato de futbolistas (AFE). La deuda total de los 20 equipos de Primera se estima en unos 3.500 millones de euros, y seis de ellos atraviesan otros tantos procesos concursales al no poder asumir el pago a sus acreedores. La situación según se desciende de categoría es aún menos alentadora.

Los veranos en los que los anuncios de fichajes predominaban en las informaciones futbolísticas estivales han dado paso a un profundo debate económico en torno al deporte rey, precisamente por el precario estado de la mayoría de arcas de los clubes, que ha impedido que se lleven a cabo movimientos de importancia exceptuando los realizados por Real Madrid, Barça, el Málaga del jeque Al-Thani, que ha desembolsado casi 60 millones de euros, y el Atlético, que confirmaba el fichaje más caro de su historia, Falcao, por 40 millones, tras vender a De Gea y Agüero por más de 60.

La complicada situación queda reflejada en que hasta nueve clubes no lucirán patrocinador alguno en el frontal de sus camisetas, incluidos los cuatro equipos a los que en los últimos años se les define como los favoritos de "la otra liga", la que juegan aparte de Madrid y Barcelona: Valencia, Villarreal, Sevilla y el propio Atlético de Madrid.

Un verano que ha estado marcado, además de por el conflicto entre la Liga de Nacional de Fútbol Profesional (LFP) y la AFE, por la falta de acuerdo entre la propia LFP y las radios comerciales a cuenta de un nuevo canon por la retransmisión de los partidos también ha estado presente en la actualidad, o los nuevos horarios de los partidos, que se jugarán en hasta nueve franjas diferentes de sábado a lunes para atraer a los televidentes asiáticos. A este respecto, Francisco Catalán, vicepresidente de la LFP y presidente del Levante, cree que "al ser un sistema diferente parece que todo va a ser un caos. El horario de las 12 es uno de los que mayor audiencia y afluencia a los estadios registra. Solo veo mal el partido del domingo a las 22:00".

Tanto LFP como AFE se emplazaron a retomar las negociaciones para la firma del nuevo convenio colectivo una vez finalizada la temporada, en el mes de mayo. El acuerdo parecía cercano, pero la aprobación por parte de la LFP del Fondo de Garantía Concursal que asegura, en caso de impagos, hasta 240.000 euros para los jugadores de Primera y 120.000 para los de Segunda, hizo reaccionar al sindicato, que defiende que esas cantidades se reducen a 60.000 y 40.000. La AFE considera que dicha medida no responde a su petición: que los clubes acogidos a la Ley Concursal y que adeuden parte de los salarios a sus plantillas desciendan de categoría.

La Ley del Deporte ya recoge este extremo, pero la Concursal permite a los equipos que se encuentran bajo su paraguas que los impagos se renegocien con el resto de deudas a otros acreedores, de forma que los jugadores no percibirían nunca todo lo que se les debe. Y el club conserva la categoría.

El español no es el único conflicto de este tipo en el fútbol europeo. Los jugadores italianos también amenazan con la huelga si no se firma el convenio colectivo, el cual, defienden, ya estaba acordado con la patronal, que ahora se niega a rubricarlo.

Pérdidas en toda Europa

Los problemas de cobro son cada vez más comunes. La masa salarial acapara la mayor parte de los gastos de un club de fútbol. La UEFA alerta en su último informe económico de que los gastos de personal de la mayoría de los equipos europeos significan entre el 61% y el 64% de sus costes. También señala una tendencia generalizada: el fútbol cada vez genera más ingresos, pero los clubes también incrementan sus pérdidas. Según el organismo, los equipos de las principales ligas continentales tuvieron unas pérdidas netas de 1.200 millones de euros en la temporada 09/10, el doble que en la 08/09.

Ante esta situación, la LFP aprobaba el Reglamento de Control Económico, en consonancia con el "Fair Play Financiero" impulsado por la UEFA, normas que pretenden alcanzar el equilibrio en las cuentas de los clubes en tres años, con un margen de cinco millones de euros. Aquellos equipos que no lo cumplan, no tendrán licencia para participar en las competiciones organizadas por la LFP y la UEFA.

Los datos

Se calcula en 3.500 millones la deuda total de los clubes de Primera.

Según la AFE, unos 200 futbolistas profesionales sufren el impago de sus contratos.

Hasta seis equipos de Primera están acogidos a la Ley Concursal. El fútbol español acapara la práctica totalidad de los casos en Europa.

El caballo de batalla de los derechos audiovisuales

Los clubes españoles han protagonizado otra sonada división a cuenta del reparto de los derechos televisivos. A partir de la temporada 2014/2015 se introducirá un nuevo sistema que administrará los 800 millones que la Liga de Fútbol quiere recaudar para esa temporada. En la actualidad la cifra es de unos 600 millones, siendo la tercera liga de Europa que más recauda tras la Inglesa, con 1.100, y la italiana, con casi 900. Según la LFP, se podrían alcanzar esos 800 millones si se eliminase la obligatoriedad de emitir un partido en abierto cada jornada,

Con el reparto actual, Barcelona y Madrid acaparan el 45% del total, ganando unos 140 millones anuales cada uno, mientras que el último campeón de la Premier inglesa, el Manchester United, se llevó solo el 6,34% del total de lo generado en su competición, 70 millones.

Con el nuevo plan, que ha contado con el rechazo de Sevilla, Villarreal, Espanyol, Athletic de Bilbao, Zaragoza, Real Sociedad y Málaga, los dos grandes rebajan su cuota hasta un 17% cada uno, pero el aumento de la recaudación total hace que no pierdan nada sobre sus ingresos actuales.

Valencia y Atlético apoyan ese modelo, ya que les permite ganar algo más de lo que perciben ahora, pasando de 42 a unos 45 millones, aunque la diferencia con los dos primeros continúe siendo muy grande y, por tanto, sus posibilidades de acabar con el duopolio liguero sean escasas. El presidente del Sevilla, José María del Nido, se ha mostrado muy rotundo en su oposición a ese sistema, con el que considera que "el título está vendido".

El sistema alternativo aboga por un reparto equitativo del 50% del total, mientras que la otra mitad se repartiría por distintas variables: puesto en la clasificación de la temporada, posición histórica y audiencias.

Pero los conflictos por los derechos audiovisuales no acaban aquí. La LFP tiene vendidos los derechos radiofónicos a Mediapro, que ha decidido explotarlos desde este año cobrando un canon a las radios que quieran retransmitir los partidos desde los estadios. El vicepresidente de la patronal, Francisco Catalán, es rotundo: "La radio que quiera entrar en los campos tendrá que asumir alguno de los paquetes que se ofrecen". El precio a pagar varía según audiencias reflejadas en el EGM y facturación publicitaria, entre otros.

La Asociación Española de Radios Comerciales, entre las que se encuentran las emisoras de PRISA Radio, se niegan a ceder y se acogen al derecho a la información recogido en el artículo 20 de la Constitución.