El Estado germano no tendrá que devolver el dinero

La Justicia alemana rechaza el recurso de Telefónica por la licencia de UMTS de 2000

La Corte Suprema Federal alemana ha fallado contra el recurso presentado por el consorcio que lideraba Telefónica por la revocación de la licencia de UMTS adjudicada en 2000.

De esta manera, el estado germano no tendrá que devolver los 8.400 millones de euros pagados por Quam, consorcio en el que participaban la operadora española y la finlandesa Sonera.

En el año 2000, Alemania subastó espectro radioeléctrico para la explotación de los servicios de 3G logrando unos ingresos de casi 50.000 millones, que fueron destinados por el estado germano a reducir deuda. Sin embargo, las compañías no pudieron lanzar en ese momento los servicios de UMTS porque la tecnología no estaba disponible.

Tal y como recuerda Telefónica en su memoria, en diciembre de 2004, el Supervisor del Mercado de Telecomunicaciones alemán revocó la licencia de prestación de servicios de telefonía móvil bajo la tecnología UMTS otorgada en 2000 a Quam.

Con posterioridad, el 16 de enero de 2006, tras obtener su suspensión, Quam interpuso ante los Tribunales alemanes una demanda contra la orden de revocación.

La reclamación tenía dos pretensiones: por un lado, la anulación de la orden de revocación de la licencia que había sido dictada por el Supervisor del Mercado de las Telecomunicaciones alemán, y por otro, en caso de no estimarse la anterior, la devolución total o, en su caso, parcial, del precio pagado en su día por la licencia, es decir, 8.400 millones de euros.

La demanda fue desestimada por el Tribunal Administrativo de Colonia, y Quam recurrió en apelación esta decisión ante el Tribunal Superior Administrativo de Renania del Norte-Westfalia que desestimó nuevamente el recurso planteado por Quam.

Finalmente, Quam interpuso un nuevo recurso en tercera instancia ante la Corte Suprema Federal para Casos Administrativos (Federal Supreme Court for Administrative Cases), que se aceptó en junio de 2010, que es el que se ha resuelto ahora.

Fuentes de Telefónica señalan que están a la espera de recibir el escrito de la resolución judicial. Una vez recibido será estudiado por su equipo jurídico en Alemania y analizar cuál puede ser la vía a seguir.

Telefónica, que opera en Alemania desde 2006, año en el que adquirió O2, hizo en julio de 2002 un saneamiento en su balance sobre los costes la citada licencia de UMTS en Alemania.