EDITORIAL

Un turno de oficio europeo

El creciente número de conflictos planteados ante las instancias jurídicas transnacionales en Europa -es el caso del Tribunal de Justicia de la UE, del Tribunal de Derechos Humanos o de la Corte Penal Internacional- ha llevado a los profesionales de la abogacía a proponer la creación de un turno de oficio que ofrezca asistencia legal gratuita en esas instancias. Para ello, el Consejo de la Abogacía Europeo (CCBE) ha reclamado a la UE una línea presupuestaria que asegure la ayuda legal a los ciudadanos -especialmente a los de colectivos más desfavorecidos- y sea financiada por los Estados miembros.

La asistencia jurídica gratuita, hoy mayoritariamente presente en los Estados de derecho, es una conquista de profundas raíces históricas en la cultura europea. La propuesta de la CCBE es congruente no solo con esos orígenes, sino con el escenario jurídico actual y los nuevos problemas -además de ventajas- que conlleva una Europa sin fronteras. La reciente experiencia de las dificultades presupuestarias vividas en el turno de oficio español apunta, sin embargo, a que la propuesta del CCBE tiene un serio talón de Aquiles: el de nacer en un escenario europeo fuertemente marcado por políticas urgentes de ajuste y recorte de gastos.