Investigación

El éxito bursátil de Pandora, al borde del precipicio

El banco sueco Nordea será investigado por vender acciones de la marca de joyería danesa Pandora sin desvelar que poseía un 3,9 de la empresa, que ha perdido dos tercios de su valor en el mercado desde su salida a Bolsa en octubre de 2010.

Pulseras Pandora
Pulseras Pandora

La mayor salida a Bolsa en Dinamarca de los últimos 16 años, la marca de joyería Pandora, está convirtiéndose en un fiasco de dimensiones cada vez mayores. El banco sueco Nordea, uno de los coordinadores de la oferta pública de venta, que tuvo lugar en octubre de 2010, será investigado por intentar vender acciones de la joyera sin desvelar que poseía una participación del 3,9%.

Pandora, que alcanzó gran popularidad con sus pulseras autoconfeccionables, perdió el pasado 2 de agosto dos tercios de su valor en el mercado tras recortar sus previsiones anuales y despedir a su director ejecutivo, Mikkel Vendelin Olesen. Desde 225 coronas danesas (30 euros) a su salida en Bolsa, los títulos han caído a algo menos de 45 (6 euros).

La Autoridad supervisora financiera danesa ha apuntado hoy en su página web que el descargo de responsabilidad del análisis de las inversiones que Nordea presentaba a sus clientes no cumplía los requisitos estipulados. En caso de ser condenado, el banco deberá afrontar el pago de multas.

"Creíamos que estábamos cumpliendo las prácticas del mercado al usar un descargo de responsabilidad", ha declarado Claus Christensen, portavoz de Nordea. "Todos los clientes a los que asesorábamos estaban informados de nuestra participación en Pandora", ha añadido.

Esta versión de los hechos contrasta con la de la supervisora financiera danesa. Su directora en funciones, Julie Gabo, ha señalado que "nos enteramos de varios análisis de inversiones en los que no se señalaban correctamente los intereses de propiedad".

Además de Nordea, otras entidades financieras podrían verse afectadas por la venta irregular de acciones de Pandora. "Este es el primer caso que llevamos a la policía, pero creemos que podría haber más", ha apuntado Gabo.