El Ibex modera sus pérdidas y cede un 0,4% en una jornada de escaso volumen

El Ibex salva los muebles

En una jornada de escaso volumen y dominada por los malos datos macro, los pocos operadores que quedan han conseguido moderar sus pérdidas para cerrar con una caída del 0,4%, en línea con el resto de Bolsas europeas. Mientras tanto, la prima de riesgo se mantiene por debajo de los 270 puntos básicos.

Pizarra
Pizarra

Los pocos que quedan no se fían. Tras una tranquila jornada como la de ayer, en la que el selectivo consiguió cerrar en verde, el temor a una nueva recesión ha invadido de nuevo a los operadores. Hoy se han dado a conocer los datos del PIB español y alemán. Así, mientras el primero ha cumplido con las paupérrimas expectativas existentes para la economía nacional, los datos germanos han sido decepcionantes. El motor de la UE creció un 0,1% durante el segundo semestre del año, lo que supone un 0,4% menos de lo esperado, y vuelve a poner en duda la recuperación. Estas cifras han hundido a un Ibex que en la media sesión ha llegado a caer cerca del 2,5%. Finalmente, la contención en las pérdidas de Wall Street ha conseguido detener la sangría para cerrar con un descenso del 0,4% que le sitúa en los 8.674 puntos y que le permite salvar los muebles.

En el resto de parqués europeos se ha seguido el mismo patrón. Así, el antes férreo Dax alemán ha liderado las ventas con un descenso del 0,48%. Un poco por detrás se sitúa el Cac parisino que se deja un leve 0,38%. Unas cifras a las que no ha ayudado mucho el PIB de la Eurozona. El conjunto de los 17 países que conforman la unión monetaria ha crecido un 0,2% frente al 0,8% del trimestre anterior, lo que incumple las expectativas y confirma la desaceleración. Más madera para un fuego que los datos de Berlín ya habían avivado bastante.

Mientras tanto, el mercado de la deuda ha vivido un día mucho más tranquilo. La prima de riesgo española, sobreprecio que pagan los títulos nacionales respecto a los alemanes, tomados como los más seguros, se mantiene por debajo de los 270 puntos. Una situación a la que ha contribuido tanto el descenso de la rentabilidad ofrecida por Madrid, que vuelve a perder el 5%, como el leve aumento de la caída de los intereses exigidos al bund.

IBEX 35 9.123,20 1,91%

Un aparente calma a la que ha contribuido la buena subasta del Tesoro. El organismo ha vuelto a buscar liquidez en el mercado y el resultado ha sido muy satisfactorio. La emisión de letras a 12 y 18 meses, deuda a corto plazo que normalmente tiene una mayor aceptación y cuyos intereses marginales suelen ser bastante moderados, se ha saldado con el pago de rentabilidades más bajas. Además se ha conseguido colocar cerca de los 6.000 millones de euros fijados como el máximo previsto. Buenas noticias que no han conseguido inmutar a la renta variable.

Esta prueba de confianza del Tesoro se produce el día después de que el Banco Central Europeo (BCE) diese a conocer que la semana pasada compró 22.000 millones de euros en deuda periférica, más concretamente títulos españoles, italianos e irlandeses. Estas adquisiciones permitieron un importante estrechamiento de los diferenciales de estos países y evitaron el colapso de Roma y Madrid que vieron como el coste de financiarse en el mercado batía récords un día tras otro.

De vuelta al parqué madrileño, cabe destacar que las mayores caídas las han sufrido Gas Natura, Red Eléctrica y Arcelor con un 5,5%, 3,6% y un 3,5% respectivamente. Mientras tanto, las subidas más importantes son para Ferrovial que gana un 1,44% y Caixabank con un avance del 1,27%. En el sector bancario, los grandes valores han tenido suerte dispar con BBVA cerrando en rojo al ceder un 0,11%, mientras que Santander se ha salvado de la quema y ha subido un 0,7%.

Mientras tanto, el euro se sitúa en niveles similares a los de ayer, manteniéndose en los 1,44 dólares. La divisa comunitaria ha retrocedido muy levemente de forma que mantiene sus posiciones prácticamente intactas.