Caída del consumo

La caída de la demanda en Europa pasa factura al grupo sueco H&M

El fabricante textil sueco Hennes and Mauritz (H&M) aumentó sus ventas un 3% en julio con respecto al mismo mes del año anterior, según informó ayer la compañía. Se trata del menor crecimiento desde marzo, una desaceleración motivada por la caída del consumo en Europa.

De hecho, los datos de ventas de julio estuvieron por debajo de las expectativas de los analistas, que esperaban una subida del 4,2%.

En unidades comparables, es decir, contando solo las tiendas que han estado abiertas al menos un año, las ventas en julio cayeron un 6%, en lo que supone el mayor retroceso experimentado en un mes desde abril del año pasado.

En julio de 2010, las ventas de H&M crecieron un 21% respecto a 2009, un 10% en términos comparables. A 31 de julio, el grupo contaba con 2.306 establecimientos, frente a las 2.066 tiendas de un año antes.

El fabricante sueco, como muchos otros grupos del sector textil, está viendo cómo sus márgenes se estrechan al tratar de mantener los precios de venta para no perder cuota de mercado pese a un incremento de los costes.

La española Zara no se ha visto tan afectada por la caída de la demanda en Europa gracias a su mayor presencia en otros mercados.