Vida Profesional

El 81% de los universitarios acaba con experiencia

El 81% de los universitarios acaba con experiencia
El 81% de los universitarios acaba con experiencia

Las bolsas de empleo universitarias son una de las principales herramientas que tienen los universitarios para encontrar trabajo mientras están estudiando. Gracias a estas, un 81% de los jóvenes con estudios superiores desarrollan alguna experiencia laboral antes de finalizar la carrera, una situación que mejora sus futuras perspectivas laborables.

Actualmente, España registra una de las tasas de paro juveniles más altas de la Unión Europea. El 46% de jóvenes está en situación de desempleo y acceder al mercado laboral resulta cada vez más complicado. Estas bases de datos, a las que están inscritos unos 3.300 alumnos por cada centro universitario, se presentan como una solución a este problema.

Solo en Madrid, estas bolsas consiguieron trabajo para unos 3.800 estudiantes. Banca, consultoría e informática son los sectores donde los jóvenes estudiantes cuentan con mejores posibilidades.

Existen ciertas titulaciones, como la de Ingeniería, que disponen de una mayor oferta empresarial que estudiantes adscritos pero también ocurre lo contrario, como es el caso del Periodismo. La figura del becario resulta "muy demandada y a veces se llega a no poder cubrir todas las peticiones que realizan las empresas", explican algunos expertos.

Sandra García Rodríguez, estudiante de la Universidad Carlos III de Madrid, ha sido una de las afortunadas en obtener una plaza en una compañía. Desde su punto de vista "incluir el CV en una bolsa de empleo dentro de la universidad resulta una buena oportunidad para acceder a algunas ofertas a las que de otra manera, no tendríamos acceso".

La formación de cada uno luego marca la diferencia. Tener conocimientos de idiomas y saber utilizar las nuevas tecnologías puede ser decisivo a la hora de encontrar un puesto de trabajo.

Nuria Soteras, coordinadora de la oficina de inserción laboral de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, asegura que "el número de ofertas de prácticas ha crecido un 10% con respecto al de puestos de trabajo y el perfil más solicitado son jóvenes, mayoritariamente mujeres con conocimientos técnicos e idiomas, además de buen manejo de las tecnologías, pero lo que más se valora son las ganas de trabajar y de aprender."

Los requisitos para poder acceder a una de estas becas son diferentes según el centro. "Los estudiantes pueden hacer prácticas extracurriculares a partir de tener el 50% de los créditos de la carrera aprobados, que equivale a tercero de carrera. En el caso de los doctorados y de los másteres oficiales pueden hacer prácticas desde el primer momento que están matriculados", según Antonio Ambite jefe de sección de Compluempleo de la Universidad Complutense de Madrid.

En el caso de las empresas para acceder a esta base de datos necesitan presentar la oferta y que centro de estudios superiores la analice. Tras ser aprobada, la Universidad mandará a los candidatos en función del perfil. Los estudiantes o titulados tan solo tienen que rellenar una ficha, con sus datos personales y el currículum vítae en la página web de la universidad.