Los platos de pasta apenas sobrepasan el euro

Polémica por el menú de los parlamentarios italianos

La polémica de los menús para diputados y senadores en el Parlamento, a precios irrisorios, planea hoy sobre las medidas adoptadas ayer por el Consejo de Ministro del Gobierno italiano en el nuevo plan de ajuste presupuestario de 45.500 millones de euros a instancias del Banco Central Europeo (BCE).

Berlusconi, durante su comparecencia de ayer ante la Cámara de los Diputados, junto al ministro de economía Giulio Tremonti
Berlusconi, durante su comparecencia de ayer ante la Cámara de los Diputados, junto al ministro de economía Giulio Tremonti

El mismo día que el Gobierno de Berlusconi hacía públicas las medidas de ahorro y los recortes, el diario La Repubblica publicaba el menú de los senadores en el Palacio Madama, donde el Senado tiene su sede.

Los platos de pasta apenas sobrepasan 1 euro, un bistec cuesta 2,68 euros y la lubina 3,5 euros, unos precios más que populares para la llamada "casta" de privilegiados, incluidos los diputados que también pueden almorzar por tres euros en la Cámara de los Diputados en el palacio Montecitorio.

El revuelo originado por la publicación de los precios de los menús ha llevado a los parlamentarios a anunciar subidas de precios y recortes, como el cierre del comedor de Palacio Macuto que hospeda a las comisiones bilaterales, con lo que el Congreso de Diputados ahorrará un millón de euros.

Y es que el gasto del comedor Palacio de Montecitorio (Diputados) alcanza los siete millones de euros entre catering, autoservicio y bufet, asegura hoy el periódico Il Messagero.

Entre coches, trenes y taxis los honorables gastan 13 millones al año, sin necesidad de presentar facturas, explica el diario romano. Sin embargo, el plan de austeridad presentado ayer afecta a diputados y senadores por la imposición de una tasa del 10 % sobre los que ganan más de 90.000 euros al año y el 20 % para los que superan los 150.000 euros.

Entre las numerosas medidas adoptadas, figura también un recorte neto de 50 % en los salarios de los parlamentarios que tienen un sueldo adicional igual o superior al de diputado o senador. Otra decisión de impacto es la que prevé que los parlamentarios, administradores públicos y funcionarios del Estado viajen en avión en clase económica.

La Cámara de los Diputados cuenta con 630 parlamentarios y el Senado con 315, de los que seis son vitalicios. Los sueldos de los parlamentarios oscilan entre los 5.500 a 15.000 euros al mes por lo que los italianos deben pagar cada año 200 millones de euros al año para sostener a la clase parlamentaria y a sus pensiones vitalicias.

El semanario "L'Expresso" ilustra en su última edición, cómo mientras los trabajadores tenían el derecho de calcular sus pensiones sobre un sistema retributivo y posteriormente contributivo, los políticos centran los salarios de sus jubilaciones sobre la base de las indemnizaciones y del porcentaje de años ligados al servicio público realizado. Con esa fórmula, un senador o diputado puede llegar a embolsarse, en el más extremo de los casos, una pensión de 9.000 euros antes de los 65 años.

El semanario también cita ejemplos de diputados de una única legislatura, incluso interrumpida a mitad del tiempo establecido por ley de cinco años, que terminan percibiendo más de 2.000 euros netos. Según L'Espresso, el actual presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini no quiso incluir en un reciente orden del día la propuesta de un diputado de la oposición de abolir los derechos vitalicios.

"Queda mucho por recortar", refiere Il Messagero, que recuerda que el ministro de Economía Giulio Tremonti anunció ayer la agrupación de 1.500 ayuntamientos pequeños y la disolución de 34 provincias con menos de 300.000 residentes.

También las administraciones locales tendrán que renunciar a 6.000 millones en 2912, y a otros 3.500 millones en 2013.