Afectará durante 15 dias al sector financieros

Europa prohíbe las ventas a corto para atajar la especulación

Europa dio ayer un paso adelante para atajar la especulación que se está cebando con el sector financiero europeo. Distintos organismos de la autoridad bursátil europea, entre ellos la CNMV española, prohibieron durante 15 días las ventas a corto de valores financieros. Francia, Italia y Bélgica se sumaron a la iniciativa.

La prima de riesgo se modera
La prima de riesgo se modera

La Autoridad Europea de Valores Financieros (ESMA) informó hoy que la iniciativa de prohibir las operaciones a corto suponen un intento por frenar los "falsos rumores" que desestabilizan los mercados. "Aunque las ventas en corto pueden ser una estrategia válida de mercado, cuando se usa en combinación con la difusión de falsos rumores es claramente abusiva" y "sancionable", apuntó el organismo, que dice haber contactado con las autoridades nacionales competentes para estudiar posibles medidas adicionales "para mantener el orden en los mercados". La decidión ya ha tenido un efecto positivo: los rumores de su entrada en vigor permitieron a las plazas europeas dejar atrás una sesión extremadamente volátil y retornar a beneficios.

¿En qué consistene estas operaciones? Las posiciones cortas, (también reciben el nombre de ventas a corto o apuestas a la baja), consisten fundamentalmente en tomar prestadas acciones para venderlas en el mercado. Se pacta un plazo de devolución con el prestamista. La clave radica en que el prestatario confía en que estas acciones bajarán de precio, con lo cual, al cabo del tiempo, las recompra más baratas y los devuelve a su propietario inicial embolsándose la diferencia. Para la CNMV, según el comunicado emitido ayer, "se entenderá por posición corta aquella que resulte en una exposición económica positiva ante una caída del precio de la acción". Esta prohibición se extiende a cualquier operación sobre acciones o índices, incluyendo operaciones de contado, derivados en mercados organizados o derivados OTC (en la que se negocia directamente entre las dos partes).

La prohibición de la CNMV, la autoridad bursátil española, consiste en vetar durante quince las posiciones cortas sobre 16 valores del sector financiero, entre ellos los grandes bancos (Santander y BBVA). Una medida similar y durante el mismo periodo de tiempo ha adoptado esta noche la CNMV francesa (AMF) respecto a 11 valores financieros. También la belga (FSMA) lo hizo, aunque no precisó el tiempo en que estará vigente la prohibición. CONSOB, el órgano italiano, tenía una reunión hoy a primera hora, informa Bloomberg. En ella adoptará medidas parecidas, siguiendo el anuncio de la ESMA. Grecia y Turquía hicieron lo propio a principios de esta semana. Otros grandes mercados, como EE UU o Reino Unido, aseguraron ayer que no tenían previsto seguir este ejemplo.

Esta aprobación supone una victoria para ESMA, el nuevo regulador del mercado, que trata de evitar las duras críticas tras las acciones carentes de coordinación que se tomaron tras la caída de Lehman en 2008. Las ventas a corto han conducido a situaciones curiosas. Volkswagen llegó a subir el 146,6% en una sola sesión en 2008 después de que Porsche anunciase que se hará con el 75%, lo que obligó a los inversores a cubrir posiciones.