Tormenta en los mercados

La sangría de ventas deja 15 valores del índice con potencial superior al 50%

El selectivo español ha retrocedido a niveles de abril de 2009. Una situación que si bien ha castigado a los inversores ya presentes en el mercado, puede ser un motivo de entrada para los más atrevidos, sin olvidar la extremada volatilidad.

Valores
Valores

Sea temeroso cuando otros son codiciosos y sea codicioso cuando otros son temerosos". Warren Buffett respondía así cuando en los albores de la actual crisis se le preguntó sobre qué hacer para ganar dinero en plena recesión. Esta máxima es la que muchos intentan poner en práctica ahora al preguntarse si este es buen momento para entrar en Bolsa.

El Ibex, invadido por los bajistas, cotiza en mínimos de abril de 2009. Una situación que puede hacer atractiva la entrada en los valores más castigados y que aún así los analistas consideran apetecibles. Eso sí, asumiendo que la inversión se realiza con gran incertidumbre y que se nada a contracorriente.

Entre los valores del Ibex con mayor potencial destacan 15. Estos son los que exhiben una diferencia superior al 50% entre su cotización y el precio objetivo fijado por el consenso de analistas recopilado por Factset. En este grupo principalmente se pueden encontrar constructoras, concesionarias, bancos y energéticas. Todos ellos, sectores muy ligados a la actividad económica.

El valor con más potencial teórico de subida es Sacyr Vallehermoso, aunque su reciente caída bursátil está marcada por la depreciación de su participada Repsol. La constructora cerró ayer la sesión en los 4,48 euros, lo que implica un potencial del 103,3% respecto a su precio objetivo. En el ranking del Ibex de valores que encierran mayor potencial, OHL se sitúa en cuarta posición ofreciendo un 81,4%, dos puestos por debajo está Acciona con un 69,6%. No muy lejos se sitúan Abertis, ACS y FCC.

Otro sector que ofrece grandes oportunidades es el energético, con un 71,4% de recorrido para Abengoa y un 64,7% para Gamesa. También hay que destacar a las industriales Arcelor, con un 100,8%, y a Técnicas Reunidas (88,9%).

Entre los bancos, BBVA ofrece una capacidad de subida teórica del 54%, CaixaBank cuenta con un 53% y Santander, un 52,9%. En la clasificación también aparecen con un potencial de más del 50% IAG (63,1%) y Mediaset (51,5%).

Asimismo, los expertos destacan las posibilidades de compañías potentes como Telefónica. "Esta empresa tiene una sólida posición y en muchos casos cuenta con una fuerte presencia internacional que la hace interesante en el medio - largo plazo", sostiene Soledad Pellón de IG Markets. Sin embargo, este moderado optimismo tiene ciertos matices. "Actualmente los precios objetivos son muy altos con respecto a los de cotización, pero sería lógico que en los próximos días se fuesen recortando debido a la inestabilidad del mercado", concluye Rafael Romero, de Unicorp Patrimonio. La idea es clara: las oportunidades de hoy no tienen por qué ser las de mañana.

Los últimos de la lista

Bankinter, Sabadell e Inditex son los últimos del ranking en cuanto a potencial. Esto no quiere decir que no tengan capacidad de subida, ni mucho menos. Estos tres valores cuentan con posibles revalorizaciones de entre el 14% y el 21%, según el consenso.

Día aciago para BBVA y Santander

Los dos grandes bancos españoles sufrieron ayer un duro castigo por las consecuencias que podría tener una rebaja de la deuda soberana francesa sobre el sistema bancario de Europa. Pero a pesar de sus desplomes, Santander y BBVA no fueron las entidades más castigadas de la región. Ese puesto correspondió a las francesas e italianas. Prácticamente todas las firmas de esos países bajaron entre un 9% y un 14%, informa Eduardo G. Ercoreca.

La cotización de Santander cayó un 8,33% en la sesión. Se trata del mayor descenso del valor desde el 14 de mayo de 2010. Entonces, igual que ahora, los temores sobre la solvencia de los países y las dudas sobre la recuperación económica se cernían sobre Europa.

En el caso de BBVA hay que remontarse aún más lejos en el tiempo para atisbar un descenso mayor al 7,83% cosechado ayer. En concreto, hasta el 2 de marzo de 2009. Aquel día, se dejó en Bolsa un 9,33%. Por aquel entonces las entidades europeas y estadounidenses registraban pérdidas millonarias trimestre tras trimestre y los Gobiernos aprobaban nuevas inyecciones de dinero público. Mientras, España sufría de la recesión: la crisis inmobiliaria iba in crescendo y el paro se había duplicado hasta alcanzar a cuatro millones de trabajadores en apenas 12 meses.