Se busca el equilibrio presupuestario

El Gobierno de Italia aboga por recortes "más incisivos" en la clase política

El ministro de Economía de Italia, Giulio Tremonti, comparece hoy en el Parlamento italiano para informar sobre las nuevas reformas económicas que pretende acometer, sobre todo la introducción de la exigencia del equilibrio presupuestario en la Constitución.

El ministro de Economía de Italia, Giulio Tremonti, apostó hoy por llevar a cabo recortes "más incisivos" sobre el gasto de la clase política para conseguir su objetivo de equilibrio presupuestario en 2013, un año antes de lo previsto inicialmente.

En una comparecencia extraordinaria ante las comisiones de Asuntos Constitucionales y Cuentas del Parlamento, Tremonti se mostró así partidario de acoger la primera exigencia lanzada por patronal y sindicatos: aplicar los recortes también a la clase política antes de pedir más esfuerzos a los ciudadanos.

"Tenemos que intervenir con mayor incisión sobre los costes de la política. Tenemos que volver sobre el asunto, no solo sobre el coste que suponen los políticos, no solo sobre cuánto cobran, sino también sobre cuántos son. Hay un efecto de bloqueo", indicó el ministro de Economía.

La comparecencia ante estas dos comisiones parlamentarias se enmarca en el desarrollo de las últimas reformas prometidas por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ante las exigencias lanzadas por el Banco Central Europeo (BCE) para comprar su deuda pública en el mercado secundario y así rebajar su prima de riesgo.

Impuesto sobre los rendimientos financieros

En este sentido, Tremonti indicó que por el momento el Gobierno sigue trabajando por la elaboración del nuevo paquete de medidas y que aún no puede ofrecer cifras concretas, aunque adelantó que habrá un incremento del 12,5 al 20% del impuesto sobre los rendimientos financieros, salvo los relacionados con los títulos de Estado.

El ministro de Economía insistió además en las medidas ya anunciadas por Berlusconi en la línea de las privatizaciones de las empresas municipales, de la reforma laboral, de la liberalización del sector empresarial y de la lucha contra la evasión fiscal.

Reforma laboral con posibles despidos

Sobre la reforma laboral, el titular de Finanzas explicó que barajan medidas que puedan llevar a un "impulso de la contratación a nivel empresarial, con la superación del sistema rígido actual", pero también a "despidos del personal compensados con mecanismos de seguridad social más favorables".

Tremonti habló además de posibles "contribuciones de solidaridad", lo que puede ir en la línea de una tasación a las rentas anuales superiores a los 60.000 euros de la que hoy hablaba la prensa de Italia, citando el borrador que baraja el Gobierno.

En su comparecencia, el ministro de Economía justificó en tres los motivos por los que la perspectiva de actuación de su Ejecutivo ha variado desde que el pasado 15 de julio el Parlamento aprobara el plan de ajuste presupuestario de 79.000 millones de euros que preveía el equilibrio de las cuentas en 2014.

El primero de esos motivos ha sido, según Tremonti, la "intensificación vertical de la crisis financiera", no solo por la falta de decisiones en el seno de la Unión Europea (UE) que ofrezcan seguridad a los mercados, sino también por los problemas relacionados con la deuda y el crecimiento económico de EEUU.

La segunda circunstancia son las "indicaciones" lanzadas por parte de las autoridades comunitarias sobre las medidas que Italia debería acometer, entre ellas una reducción del salario de los funcionarios a la que por el momento no se ha comprometido.

Y el último motivo de cambio de rumbo en los planes del Gobierno de Berlusconi son las propuestas lanzadas por los agentes sociales en la reunión de hace justo una semana, en la que se emplazó el pacto por la estabilidad y el crecimiento al próximo septiembre.

La reunión extraordinaria de este jueves fue convocada después de que Berlusconi anunciara el pasado viernes su intención de introducir la exigencia de equilibrio presupuestario en la Constitución, asunto del que precisamente se encargarán estas dos comisiones y sobre el que también habló Tremonti.