Los analistas hablan sobre la inestabilidad de las Bolsas

Ibex: ¿pánico o rebote?

La inestabilidad campa a su aire en las Bolsas. La prima de riesgo ya no importa, su correlación con la renta variable se ha roto en mil pedazos. Tras las ventas de pánico de primera hora, los expertos advierten que los eventuales rebotes serán muy virulentos. Ha cerrado con una caída mínima del 0,38%, hasta los 8.428,9 puntos.

"No hay explicación racional, no hay explicación racional". Este es el mantra que repetían los operadores ante lo que ocurría esta mañana. El Ibex se derrumbaba con todos los índices del Viejo Continente cayendo a plomo y la inestabilidad se mantiene a lo largo de la sesión: el Ibex ha llegado a subir un 2% y a caer un 4%. Al cierre, la pérdida ha sido de solo el 0,36%, hasta los 8.428,9 puntos.

"El mercado parece descontar una recesión sí o sí. De ahí que las empresas más castigadas sean las expuestas al ciclo económico", señala Nuria Álvarez, de Renta 4. La prima de riesgo, hasta hace dos días clave para la Bolsa, ya no importa nada. "Al fin y al cabo, su caída [se sitúa en 270 puntos básicos frente a los más de 400 de la semana pasada] es producto de la intervención del BCE, el único bombero que está trabajando", señala Antonio Bollfill, de GVC Gaesco.

"Son ventas de pánico, no deberían durar mucho más. Aunque es cierto que esta locura puede durar más tiempo del esperado", matizaba la analista de Renta 4 cuando el Ibex se desplomaba en torno a un 4%. La reducida profundidad del mercado alimenta la irracionalidad: "Se mueve poco dinero y los movimientos son muy intensos", explica un analista de Inverseguros.

IBEX 35 9.170,50 -0,60%

Antonio Bollfill, gestor de patrimonios de GVC Gaesco, considera que estas caídas implican oportunidades de compra: "La rentabilidad por dividendo de Telefónica se sitúa en torno al 11% y la mayoría de los valores del Ibex dan más del 5%". "Nosotros estamos aprovechando la tormenta para comprar", revela.

Desde el punto del análisis técnico, los peores escenarios se han ido confirmando uno tras otro. Los 9.200 puntos del Ibex fueron perforados, los 9.000 aguantaron unas sesiones, las órdenes de venta acabaron con los 8.500 puntos y ahora se dirige hacia los alrededores de los 8.000.

En el departamento de análisis de Noesis, señalan que existe un soporte en el entorno de los 8.175 puntos, si bien otros analistas técnicos indican que la única referencia sólida que puede apreciarse está ya en los mínimos de marzo de 2009, alrededor de los 6.800 puntos.

Todavía está por ver si existe una reacción en EE UU esta tarde. Si a las 20.15 (hora española) la Fed decide presentar su tercer programa de compra de activos (QE3), sería de esperar un rebote de importancia: "Es el último cartucho que pueden tener las Bolsas para evitar caer en barrena", señala el gestor de GVC Gaesco. La posibilidad de una recesión en Estados Unidos es improbable, aunque no puede descartarse, y más después de lo que está ocurriendo en los mercados, explica Fernando Hernández, responsable de gestión de Inversis.

"En las últimas semanas hemos ido reduciendo nuestras posición en renta variable, nuestro riesgo ahora es bastante limitado. Lo que puede ocurrir es que los posibles rebotes sean muy virulentos, no sería de extrañar subidas del 5% o del 6% en días puntuales. Pero no serán duraderos. Me cuesta creer que tengamos otra vez una tendencia alcista tranquila y sostenida", señala el experto de Inversis.