Las dudas en la zona euro contrarrestan la rebaja de S&P

El dólar sobrevive fuerte y sano al el recorte de rating de EE UU

La deuda de EE UU ya no tiene matrícula de honor. Pero los inversores en renta fija ni en divisas le han dado importancia. El dólar se mantiene en 1,42 unidades por euro.

¿Dejará de ser moneda refugio? ¿Arreciarán las ventas en la renta fija estadounidense? De momento, ni una cosa ni otra. Los miedos a que la rebaja de calificación de la deuda de EE UU provocara ventas masivas del dólar han sido desmentidos. El cambio euro-dólar se mantiene aproximadamente en los mismos niveles del pasado viernes, cuando todavía no se conocía la decisión de Standard & Poor's. Cada euro se cambia por 1,42 unidades del billete verde.

Ni siquiera los comentados temores a una nueva recesión al otro lado del Atántico han puesto en dificultades al dólar. Una parte de los expertos considera que no hay motivos para un castigo adicional a la divisa estadounidense. Si Estados Unidos está en peligro de recesión no lo está menos la zona euro.

"El mayor riesgo para la estabilidad financiera y la recuperación mundial está en Europa", apunta José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney. "El dólar lo hace bien tanto en la parte superior como en la inferior del ciclo económico", señala en un informe el analista de UBS Syed Mansoor Mohi-uddin

El movimiento de Standard & Poor's ni siquiera ha tenido repercusión en la renta fija del país. Aunque el movimiento esperable hubiera sido un repunte de las rentabilidades de sus bonos, ocurrió todo lo contrario. El rendimiento del Treasury a 10 años, el más representativo, bajó hasta el 2,3% desde el 2,56% del viernes.

¿Por qué estos movimientos en el mercado de deuda? Los inversores salieron masivamente de las Bolsas y, pese a la rebaja de un escalón de la deuda de EE UU, desde triple A hasta AA+, sus bonos consideran siendo considerados un activo refugio por excelencia.