Encuesta Gallup

La confianza de los estadounidenses hacia su economía baja a los niveles de la recesión

El 77% de los encuestados opinó la semana pasada que la situación económica de Estados Unidos está empeorando, comparado con el 71% de hace quince días y el 64% un mes atrás.

La pugna política sobre la deuda de EE UU y la rebaja del crédito soberano han hundido la confianza de los estadounidenses en la economía de su país al menor nivel desde la recesión, según una encuesta de la firma Gallup difundida hoy. La encuesta semanal se hizo la semana que concluyó el 7 de agosto entre 3.492 adultos y tiene un margen de error de más o menos tres puntos, según la encuestadora.

"La confianza económica es ahora mucho menor que hace un mes y se deterioró aún más rápido en julio y en la primera semana de agosto que en junio", agregó Gallup. Este derrumbe de la confianza contrasta con la tendencia relativamente estable de todo el año pasado y "sitúa las percepciones que los consumidores tienen sobre la economía en el nivel de marzo de 2009, durante la recesión", añadió.

La encuesta utiliza dos parámetros: las opiniones acerca de si la economía "va bien" o "está empeorando", y si los ciudadanos creen que las condiciones económicas son "excelentes", "buenas", "pasables" o "malas". El 77% de los encuestados opinó la semana pasada que la situación económica de Estados Unidos está empeorando, comparado con el 71% de hace quince días y el 64% un mes atrás. El 55% de los entrevistados calificó como "malas" las condiciones económicas actuales, comparado con el 49% de dos semanas atrás y el 45% un mes atrás.

"Ha habido mucha preocupación las últimas semanas por el debate sobre el límite de la deuda federal y el impacto que un cese de pagos pudiera tener sobre Wall Street y la economía estadounidense en general", ha comentado Gallup. En los días recientes "lo mismo ha ocurrido desde (que la firma calificadora Standard & Poor) degradó el crédito soberano de Estados Unidos", ha agregado.

El deterioro de la confianza de la población en general acerca de la economía de Estados Unidos debería preocupar más que el impacto sobre la confianza de los inversores en Wall Street, sostiene el informe de Gallup. En Estados Unidos el gasto de los consumidores equivale a casi el 70% de la actividad económica. Si los consumidores perciben inestabilidad e incertidumbre se retraen en sus gastos y eso repercute en la economía.

Según los últimos datos oficiales, la economía estadounidense se ha ralentizado el primer semestre, al crecer un 0,4% los tres primeros meses y un 1,3% el segundo trimestre, aunque el índice de paro bajó una décima en julio al 9,1%.

En otra encuesta divulgada el lunes por la cadena CNN, los estadounidenses se mostraban más pesimistas sobre la situación económica de su país pese al acuerdo para elevar el techo de la deuda el pasado 2 de agosto, lo que evitó una histórica suspensión de pagos de EEUU.

El 60% del millar de consultados entre el 5 y el 7 de agosto opinó en ese sondeo que la economía está empeorando y que lo hará aún más, lo que representó 24 puntos más que en abril pasado, cuando la opinión pública confiaba más en una estabilización económica.