Inspectores y técnicos de Hacienda critican la reforma del impuesto

CEOE advierte que el adelanto del pago de Sociedades lastrará la actividad

Un día después de conocerse la intención de Hacienda de obligar a las grandes empresas a que adelanten el pago a cuenta del impuesto de sociedades, CEOE advirtió de los perjuicios que puede provocar esta medida. La patronal considera que este cambio "restará capacidad financiera a las compañías, lo que dificultará aún más los esfuerzos de estas por salir de la crisis".

CEOE advierte que el adelanto del pago de Sociedades lastrará la actividad
CEOE advierte que el adelanto del pago de Sociedades lastrará la actividad

La patronal respondió así en un comunicado a la intención del Ejecutivo de aprobar el próximo 19 de agosto en un Consejo de Ministros extraordinario una reforma parcial del impuesto de sociedades. CEOE destacó en su escrito el hecho de que el Ejecutivo no les haya informado sobre la iniciativa anunciada el domingo por la vicepresidenta económica, Elena Salgado. Además, señaló que uno de los principales y más graves problemas que sufren las empresas españolas -y especialmente las pymes- es la falta de financiación.

"Por ello, la Confederación considera que una decisión como la de anticipar el pago del impuesto de sociedades restaría capacidad financiera a las empresas, dificultando aún más sus esfuerzos por superar los efectos de la crisis económica", sostiene el comunicado.

Medida con efecto inmediato

La patronal alerta de que aún persiste la escasez de crédito en España

Con el fin de apuntalar su opinión, la patronal recordó que en el informe titulado La situación de la financiación en España frente a los principales países de la zona euro, elaborado por la propia organización, ya se evidenciaba cómo España era la única gran potencia de la eurozona donde los préstamos a las compañías continuaban contrayéndose, mientras en el resto de países volvían a aumentar tras la sequía generalizada de 2009 y 2010.

Así, los préstamos bancarios a empresas españolas experimentaron un proceso de divergencia respecto de los países de la moneda única, reduciéndose un 2,4% anual en junio, frente a un avance del 1,5% en el conjunto de la zona euro. "Esta demora compromete seriamente la capacidad económica de muchas empresas españolas para desarrollar su actividad, competir en igualdad de condiciones con otras empresas extranjeras y poder crear empleo", advirtió el comunicado de la CEOE.

Por su parte, inspectores y técnicos de Hacienda también reaccionaron ayer al anuncio de Salgado. El portavoz de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre, consideró que el adelanto de los pagos a cuenta de impuestos supone un "crédito a tipo cero" para el Tesoro Público y reprochó a la ministra que "traslade" el problema del déficit a las grandes corporaciones. De la Torre dijo, en declaraciones a Europa Press, que la iniciativa supone "pasar la pelota" del déficit al Gobierno que salga de las elecciones del próximo 20 de noviembre. En este sentido, lamentó que la reducción del déficit no se haya emprendido a través de una medida "impopular" como es la de subir impuestos, al considerar que de esta manera sí que se iniciaría una "verdadera" consolidación fiscal. "La medida solo busca un efecto inmediato", reprochó.

Por su parte, el secretario general de los Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, valoró la medida como una "reforma tímida y coyuntural", al subrayar que solo persigue reducir las necesidades de financiación ante la volatilidad de los mercados. Pese a criticar la reforma por "pequeña", Gestha discrepó de la CEOE y de los técnicos de Hacienda al asegurar que el adelanto en el pago de impuestos no supone "pasar la pelota" a un eventual Gobierno del PP ni cree que vaya a tener efectos importantes en la liquidez de las compañías. Los técnicos de Hacienda propusieron "profundizar" en las investigaciones a las grandes empresas para luchar contra el fraude, ya que aseguraron que estas sociedades tienen "más facilidades" para evadir impuesto

El PP acusa a Salgado de falsear el calendario para atajar el déficit

El portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, acusó ayer al Gobierno de "falsear el calendario" para cumplir con el objetivo de déficit de 2011 a través del adelanto de ingresos fiscales de las grandes empresas. "Con ello espera que llegue otro y lo arregle el próximo año", señaló en una rueda de prensa.

En su opinión, el compromiso de España con Bruselas para llevar este año el déficit público al 6% del PIB hay que cumplirlo, pero sin falsear elementos de ese calendario. "Es fácil gobernar y que paguen los que vengan detrás", remarcó. Frente a la solicitud del Ejecutivo de que la gran empresa adelante el pago de sus impuestos, el portavoz económico del PP reclamó al Gobierno que "castigue con el Código Penal en la mano conductas como dejar facturas y déficit ocultos en el cajón". Montoro recordó que el PP tiene previsto prohibir el déficit por ley, tal y como ha hecho Alemania, si gana las elecciones del 20-N.

CiU insta al Ejecutivo a que corrija el retraso en otros tributos

El presidente de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, no quiso pronunciarse ayer de forma clara sobre el anuncio del Ejecutivo. "Quiero ver la letra pequeña, aunque de entrada no me gusta. Las empresas no están para adelantar el pago de impuestos, más bien todo lo contrario", advirtió en declaraciones a la Cadena Cope.

De hecho, Durán i Lleida recordó que las empresas pagan impuestos al Estado aunque en algunos casos este les deba dinero. "Con una cuenta tributaria como la que existe en otros países se equilibraría esta situación", dijo Duran en referencia a una petición presentada reiteradamente por su formación. Se trataría de que el retraso en la devolución del IVA para empresas se pudiera compensar a través de otros impuestos estatales como IRPF, Sociedades o Especiales.

Además, el presidente de CiU recordó que el Gobierno aún no ha "corregido" la retención del IVA que se aplica en el caso de facturas no cobradas o incluso impagadas.

Las cifras

30% es el tipo general de Sociedades para las grandes empresas y 25% para las pymes. El tipo efectivo baja, tras aplicar los beneficios fiscales.

2,4% es la caída anual del crédito en España a junio.

6 millones de euros de facturación es el nivel a partir del cual Hacienda considera a una sociedad como gran empresa.